Su último deseo era que lo sepultaran con su camioneta y se la cumplieron; su hijo se la había regalado

En la antigüedad se tenía por costumbre que al morir, las personas notables de algunas culturas fueran enterradas con algunas de sus posesiones, joyas, símbolos de su poderío y en algunos casos incluían a sus mascotas y hasta a sus sirvientes. En pleno siglo XXI parece que esta forma de...