Murió Francisca Sandoval, la periodista que fue baleada durante marcha del Día del Trabajador

Este jueves se confirmó la muerte de la periodista Francisca Sandoval, reportera de Señal 3 La Victoria, quien fue baleada durante una marcha por el Día del Trabajador convocada por la Central Clasista, la que terminó con graves incidentes en el sector del Barrio Meiggs, en Santiago.

La comunicadora, que recibió el impacto en su cabeza, se encontraba internada en el Hospital de Urgencia de Asistencia Pública (HUAP), también conocido como la ex Posta Central. Permaneció en el recinto por casi dos semanas en estado de extrema gravedad.

La comunicadora fue una de las tres personas que resultaron heridas por el tiroteo, que según los primeros antecedentes, fue ejecutado por un grupo de comerciantes ambulantes que atacaron a los participantes de la marcha.

El lunes de la semana pasada la Brigada de Homicidios de la PDI detuvo a Marcelo Naranjo, apodado “El Pestaña”, comerciante ambulante que cuenta con antecedentes por tráfico de drogas, quien sería el autor del disparo que afectó a Francisca Sandoval.

La Fiscalía Centro Norte informó que el individuo fue formalizado por homicidio frustrado y porte ilegal de arma de fuego, quedando en prisión luego que el tribunal lo considerara como un peligro para la seguridad de la sociedad. La justicia también determinó un plazo de 90 días de investigación. 

La imputación en contra de Naranjo podría cambiar tras la confirmación de la muerte de Sandoval, en una determinación que deberá tomar el Tribunal a solicitud del Ministerio Público.

Tras la detención del sospechoso, la ministra del Interior, Izkia Siches, aseguró que los abogados de la cartera presentarán querellas solicitando las medidas cautelares “más gravosas” tanto para él como para el resto de las personas que sacaron sus armas en contra de los manifestantes.

Otras dos personas fueron formalizadas por disparar durante la manifestación, quedando con la medida cautelar de arresto domiciliario total, en una decisión que generó críticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.