Tocopilla: individuo recibe doble cadena perpetua tras violar a adulta mayor y asesinar a su hijo

l Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Antofagasta  condenó a Cristian Armando Loyola Espejo a dos penas de cadena perpetua por el delito de violación con homicidio de una mujer mayor de edad y del homicidio de su hijo.

Loyola Espejo, de 38 años, también fue condenado a 61 días de presidio menor en su grado mínimo, junto al pago de una multa de 5 UTM y a las accesorias de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo que transcurra dicha condena, por su autoría del delito consumado de hurto simple.

La investigación de todos estos delitos descritos, ocurridos el 20 de enero del 2020, fueron dirigidos por el fiscal adjunto Andrés Godoy Rojas, con colaboración de detectives de la Brigada de Homicidios de la PDI de Antofagasta y personal de Carabineros de Tocopilla y Lacrim.

Al respecto, el fiscal Andrés Godoy destacó que “se trata de un crimen muy violento en la zona, y gracias especialmente a las diversas pruebas y pericias científicas aplicadas en este caso, se pudo comprobar estos delitos”.

Según los antecedentes presentados en la audiencia, los delitos ocurrieron el 20 de enero del año 2020, en horas de la madrugada, al interior de la vivienda ubicada en calle Sucre, comuna de Tocopilla, en circunstancias que previa a una reunión social, la segunda víctima, se encontraba en el patio de dicho inmueble en estado de ebriedad  y sin posibilidad de defenderse, cuando el acusado tomó un hacha con empuñadora de madera y un cuchillo, para luego propinarle a la víctima múltiples heridas cortopunzantes, las más profundas en su cabeza, como también golpes contundentes en dicha zona, que ocasionaron un traumatismo cráneo encefálico, lo que provocó su muerte.

Acto seguido, el acusado se encontró en la cocina de la vivienda con la primera víctima a quien cometió el delito de violación y luego la agredió en reiteradas veces con golpes y un cuchillo cocinero, el que dejó incrustado en su abdomen, provocándole diversas heridas cortopunzantes, dos de ellas mortales y que penetraron las cavidades torácica y abdominal, las que provocaron, respectivamente, un hemotórax y hemoperitoneo, falleciendo a causa de una hipovolemia aguda.

Una vez muertas ambas víctimas, el acusado Loyola Espejo abandonó el cuchillo y el hacha con la que cometió el delito y robó un celular marca Nokia, huyendo del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.