Hombre que se quemó frente a La Moneda es hermano de empresario asesinado Pedro Carrión

Este sábado se confirmó la identidad del hombre que el viernes intentó quemarse a lo bonzo al interior de un automóvil estacionado frente al Palacio de La Moneda, en un hecho cuyos detalles aún están siendo investigados.

La persona que estaba al interior del vehículo al momento de incendiarse en plena Alameda es Mario Carrión Rozas, hermano de Pedro Carrión, el empresario de Concón que fue secuestrado y asesinado a inicios de año.

“Los hechos acecidos ayer, de un auto que se prende frente a La Moneda, obedecen a un acto de protesta que realiza el hermano de Pedro Carrión, Mario Carrión Rozas. El fin era una protesta en contra de las autoridades administrativas y que tenía como objetivo llamar la atención para tener como efecto tener justicia por el secuestro con homicidio de su hermano”, señaló Jaime Valenzuela, abogado de la familia, a Emol.

El representante de los Carrión manifestó que «este acto de protesta no tenía como fin atentar en contra de su vida, sino que llamar la atención de las autoridades y buscar que se llegue a una condena para los homicidas de su hermano».

La información que vinculaba este hecho con el homicidio del empresario había comenzado a circular durante la noche del viernes una publicación en Instagram de la hija de Pedro Carrión, en donde confirmaba que la persona que llegó hasta el frontis del Palacio de Gobierno era su tío.

Mario Carrión permanece internado en la Posta Central en riesgo vital.

La publicación de la hija de Pedro Carrión. Instagram 

El caso de Pedro Carrión

El caso de Pedro Carrión se conoció públicamente en enero de este año, cuando la familia presentó una denuncia por su desaparición. Su cuerpo fue encontrado en febrero en el patio de una casa de Quintero.

Según los antecedentes preliminares de la investigación, la víctima habría sido secuestrada, trasladada desde la Región Metropolitana y posteriormente asesinada. Los hechos ocurrieron cuando el empresario viajó desde Algarrobo a Recoleta, en la Región Metropolitana, para recibir el pago de 30 millones de pesos por parte de un cliente. 

Debido a este hecho hay dos personas en prisión preventiva por su eventual participación: José Luis Yáñez Soria, quien realizaba negocios comerciales con el fallecido y le debía cerca de 170 millones de pesos; y Pablo Solís Castro, trabajador de confianza del primer imputado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.