Bassa defendió el fin del Senado y aseguró que Cámara de las Regiones "no es simbólica"

El convencional y ex vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa (FA), defendió la votación del informe de reemplazo de la comisión de Sistema Político, que estableció el fin del Senado y su reemplazo por una Cámara de las Regiones dentro de la propuesta de nueva Constitución.

El integrante de la comisión rechazó las críticas de los senadores en ejercicio, quienes plantearon que el nuevo organismo no tendría representación territorial al carecer de varias facultades, dejándola como un “decorativo” dentro de un “unicameralismo disfrazado” con una Cámara de Diputados reforzada en atribuciones.

En una entrevista a 24 Horas, Bassa -que inicialmente defendía la existencia de un congreso unicameral- manifestó que “sabemos perfectamente bien que este proceso constituyente se desarrolla también como una respuesta a la crisis de legitimidad y confianza que atraviesa tanto el Senado como la Cámara de Diputados y los partidos políticos. Hay que hacerse cargo de ese problema”.

“Trajo una dificultad en el diseño de la asimetría que va a haber entre la Cámara de representación política y la Cámara de representación territorial. La estructura ya se aprobó y dentro de ella se aceptaron cuestiones importantes, como la de la tramitación de la ley de presupuesto, que es la más importante del país”, comentó.

El abogado añadió que “lo que falta es caracterizar plenamente las competencias del Congreso de los Diputados y Diputadas además de la Cámara de las Regiones, en qué consiste esa asimetría entre ambas, de tal manera que el diseño quede coherente y puedan representar recíprocamente los contrapesos necesarios para que funcione”.

Por las críticas sobre el poco peso que tendría la Cámara de las Regiones, el convencional frenteamplista dijo que «no es simbólica. Tiene competencias importantes» y que es importante «aprender a mirar el diseño desde abajo y no desde arriba».

“No hay que mirar esto desde la óptica de los senadores que pierden su trabajo, sino que las regiones tendrán un espacio de representación territorial que nunca han tenido en la política”, complementó.

A pesar de la aprobación de la Cámara de las Regiones, el pleno de la Convención no aprobó sus atribuciones, por lo que el tema volverá a ser debatido en la comisión. Por el contrario, el Congreso de los Diputados y Diputadas se rechazó, pero terminó con sus facultades aprobadas.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.