Sueño reponedor: cinco cosas que debes hacer para dormir mejor

El sueño reponedor, una rutina regular de ejercicios y una dieta saludable, son los pilares de una buena salud. Sin embargo, la falta de sueño puede derivar en efectos negativos en las personas. Los factores que afectan la calidad son varios y van desde los hábitos diarios hasta el estado de sus colchones.

Por esta razón, conoce algunos tips para conseguir un sueño placentero y saludable.

1. Disminuye su exposición a la luz azul durante la noche

Durante el día la luz es beneficiosa y hasta favorece el sueño nocturno, su estado de alerta, rendimiento y productividad. 
No obstante, durante la noche, la exposición a la llamada “luz azul” puede tener un efecto diametralmente opuesto. En este sentido, es fundamental que te desconectes de tus artefactos electrónicos, como el celular o el computador. 

Otras medidas que puedes establecer es utilizar lentes que bloqueen este tipo de luz y configurar tus dispositivos para suprimirla de sus pantallas.

En resumen, la luz azul obliga al cerebro a mantener el mismo ritmo cardíaco y atención que necesita durante el día, por lo que es necesario evitarla un par de horas antes de dormir.

2. Reduce las siestas irregulares o muy largas durante el día

Puede que tengas el hábito de tomar una siesta durante el día. Esto puede resultar beneficioso si se trata de siestas cortas de unos 20 minutos. Pero, cuando este tiempo se extiende, puede perjudicar su sueño durante la noche.

Lo mismo sucede cuando se toman siestas de manera irregular varias veces durante el día. Como consecuencia, el reloj biológico puede sufrir desajustes. En este sentido, es beneficioso interrumpir estas siestas para disfrutar de una mejor calidad de sueño durante las noches.

3. Acondiciona tu habitación y verifica el estado del colchón

Lógicamente, mientras más cómodo sea el dormitorio, más sencillo será disfrutar de un sueño reponedor. Al respecto, contar con un buen colchón promueve un mejor descanso. 

Verifica el estado del colchón, la tecnología de acolchado y que tenga las dimensiones adecuadas considerando tus necesidades, estatura y peso.

Asimismo, es necesario que acondiciones la iluminación y ventilación para evitar incomodidades. Además, es importante mantener una buena limpieza y orden en la habitación, para evitar la acumulación de polvo y otros agentes nocivos para la salud.

4. Cuida lo que bebes horas antes de dormir

¿Te gusta beber café al despertar? La cafeína tiene muchos beneficios en la salud y productividad de las personas. No obstante, aunque varía de un adulto a otro, es conveniente dejar de consumir esta bebida caliente al menos de 4 a 6 horas antes de dormir.

Algo similar sucede con el alcohol, ya que el consumirlo puede afectar la calidad del sueño. Si bebes con regularidad, incluso puede producir insomnio al interferir en la actividad cerebral. De esta forma, no lograrás un sueño reparador.

5. Establece un horario para dormir o despertar

Tener un horario habitual para dormir o despertar es fundamental para una buena salud. Un horario regular beneficia el rendimiento diario, la salud del corazón y ayuda a conciliar mejor el sueño nocturno.

En definitiva, lograr una buena calidad de sueño no es difícil. Sigue algunos de estos consejos para lograr el tan anhelado sueño reparador. Revisa el estado de los colchones en tu hogar, el orden en los dormitorios y controla los hábitos diarios. Con simples cambios, tu familia podrá descansar mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.