Marcelo Ríos sobre la negativa de Djokovic a vacunarse: : "Es hue… Se va a farrear la carrera"

Marcelo Ríos, ex N°1 del mundo y campeón del ATP, se refirió a la situación que tiene a Novak Djokovic en el centro de la polémica tras su negativa a vacunarse contra el COVID-19.

Con la sinceridad que lo caracteriza, el «Chino» Ríos se sumó a la ola de comentarios que provoca la ausencia del actual líder del tenis mundial.

«Es hueón, se va a farrear la carrera y no va a ser el mejor de la historia por una vacuna. Yo pensaba igual, pero empecé a viajar y me la tuve que poner. Te creo que al principio, por miedo, pero ahora está siendo demasiado soberbio», dijo Ríos en conversación con La Tercera.

Marcelo Ríos también se refirió a la despedida de Juan Martín Del Potro, vencedor del US Open 2009.

«Yo creo que cuando el cuerpo ya no te aguanta, hay que parar. Hoy físicamente son unas bestias. En las mujeres no es que sea fácil, pero no es tan agresivo. Hoy día, los tenistas sacan muy fuerte y son rápidos. Las mujeres no llegan a esa etapa todavía. La Serena (Williams) sí. Creo que tendría más posibilidades una mujer buena que un hombre», sostuvo.

Su hija sigue sus pasos

Junto a ello, el ex número 1 reveló que su hija, Isidora Ríos, se está dedicando al tenis.

“La tengo en IMG y por las tardes entrena con Gabriel Trifu, un rumano de la época mía”, contó.

“Ella empezó a los 12, igual es como tarde, pero la cagó lo que ha mejorado en seis meses. Me demuestra que le gusta. Se saca la cresta, se levanta temprano. Para jugar cuatro horas le debe gustar harto”, señaló.

Consultado sobre qué le produce ver entrenar a una de sus hijas, Marcelo Ríos indicó que “me encantaría que fuera tenista y cumpliera su sueño. Que tenga un buen pasar, que gane plata, pero me da miedo cómo manejarlo si ella es muy buena y siendo hija de un ex número uno del mundo. Es peludo». 

«Me asusta, es una sensación rica, pero me meto a un mundo desconocido. Yo lo viví, pero verla perder o verla mal es duro. Ahora si es buena, yo sería el entrenador. Ella quiere que esté ahí, aunque soy más como un amigo, pero me pidió que cuando sea profesional yo la entrene y lo voy a hacer. Me da susto, porque veo que va hacia allá. Ha mejorado muchísimo, la veo un poco como era yo. A ella le apasiona el tenis”, concluyó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.