Ojalá así hubiera embonado nuestra relación: 30 objetos que ajustaron como un guante y te darán puro placer visual

Una de las sensaciones más satisfactorias en la vida es cuando metes un objeto dentro de otro y, de forma inesperada, este cabe perfectamente, como cuando colocas tu consola en la repisa y parece que esta fue hecha a la medida. A esto lo conocemos como serendipia que, según el diccionario de la RAE, es un “hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”, es decir, un descubrimiento inesperado.

Un ejemplo perfecto de esto es el descubrimiento de la penicilina, pero también puedes tener serendipia desde tu casa, con la sencillez de los objetos y los momentos. Estos son algunos satisfactorios ejemplos.

1. Lugar aprovechado

2. No habrá lugar desperdiciado

3. A veces el universo conspira

4. Si lo manda a hacer, no le sale

5. Es como jugar Tetris

6. Un shot en la oficina

7. Creímos que no cabría

8. Esto es una broma, ¿verdad?

9. Para el regreso a clases

10. Por favor, no las rompas

11. ¿Cómo rayos llegó eso ahí?

12. Ojalá así embonara nuestra relación

13. Estoy así de irte a buscar

14. Bolsos para cajas

15. Ni mandado a hacer

16. Así sí me gusta hacer la compra

17. Ojalá así funcionara

18. Puntería

19. Serendipia

20. Ni un centímetro más

21. Desayuno perfecto

22. No había necesidad, pero…

23. Al filo de la banqueta

24. La compra justa

25. Gatos…

26. Engaño en Navidad

27. “¡No pasarás!”

28. Como hecho de molde

29. ¿De dónde sacaron la textura?

30. Intenta hacer uno de estos

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.