Peligrosa ardilla ataca a 18 vecinos en el norte de Gales y toma a todo un pueblo de “rehén” por dos días

En 1981, Stephen King publicó una novela llamada Cujo, que trata acerca de un perro que se vuelve malo y que está sediento de sangre, por lo que aterroriza a muchos con sus grandes y peligrosas fauces. Bien dicen que la realidad siempre supera a la ficción, pues durante algunos días, los habitantes del norte de Gales vivieron esto en carne propia, solo que en lugar de un animal de esa talla, a ellos los acosó una agresiva, peligrosa y esponjosa ardilla gris. Esto no es una broma, el roedor atacó a 18 personas en solo 48 horas.

Todo comenzó en la casa de Corrine Reynolds, una cuidadora de 65 años, de la ciudad de Buckley, Flintshire, quien comenzó a alimentar a una ardilla que visitaba regularmente su jardín. Reynolds disfrutaba ver las acrobacias del roedor y la llamó Stripe, en referencia a la criatura de Gremlins.

Pero todo cambió cuando la ardilla gris se volvió loca y comenzó a morder la mano que la alimentaba. Reynolds informó en un grupo de Facebook que la ardilla la había mordido. Sin embargo, ella no fue la única, pues en poco tiempo, una gran cantidad de personas también dijeron que habían sido atacadas. Los ojos estaban puestos sobre el violento animalito.

En el espacio de 48 horas atacó a 18 personas. Comenzó a atacar a las personas que simplemente estaban llevando sus bolsas de reciclaje a la papelera, y son lesiones bastante espantosas.

—Corrine Reynolds

Un vecino, Scott Felton, de 34 años, dijo que estaba fumando un cigarrillo en la parte trasera de su casa cuando una ardilla voló frente a él y le mordió el brazo. El hombre tuvo que ir al hospital por una vacuna de tétanos. Otra de las víctimas de ese roedor gris con cola peluda fue Sheree Robinson, de 42 años, quien afirma que fue atacada mientras sacaba la basura. Sheree dice que Stripe dejó marcas de dientes en sus dedos.

Sin embargo, los humanos no han sido las únicas víctimas de la locura de esta ardilla, pues otros animales han sido atacados por las garras de Stripe. La ardilla atacó a dos gatos de bengala de un vecino, quien admitió que no salía de casa cuando la ardilla acechaba. No cabe duda de que su cola estaba esponjada por la maldad.

Captura del criminal

Reynolds sintió que era su momento de actuar. Compró una trampa humana para atrapar al escurridizo roedor y, aunque no fue una tarea fácil, logró retenerla en una jaula. Cuando la atacante estuvo contenida, la mujer llamó a la Sociedad Real para la Prevención de Crueldad contra los Animales (RSPCA, por sus siglas en inglés).

La RSPCA hizo un traslado de Stripe a otra jaula, en donde dieron un repaso legal de la situación de la culpable de los ataques. La mejor solución para la ardilla era ser liberada en la naturaleza, pero las leyes de Reino Unido lo impiden. Un portavoz de la RSPCA explicó la situación:

Estábamos increíblemente tristes de tener que poner a dormir a esta ardilla, pero no nos dejaron otra opción debido a los cambios en la legislación en 2019 que hicieron ilegal la liberación de ardillas grises en la naturaleza. No estamos de acuerdo con esta ley y nos oponemos, pero legalmente tenemos que cumplir.

La RSPCA presenta algunas formas para disuadir humanamente a las ardillas. Aunque no sugiere no alimentarlas, pide que se piense si eso podría ser perjudicial para el vecindario, pues las ardillas son muy listas y pueden encontrar solas su alimento. No es común recibir una mordida de una ardilla, pero de tenerla, se recomienda ir al médico por una valuación.

Siento que ahora es seguro ir a mi jardín. Fue increíblemente duro hacer lo que hice al ponerla en una jaula, pero cuando la gente no se siente segura en su jardín, se tiene que hacer algo. Ciertamente, algunas personas en Buckley están respirando con alivio.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.