Equipo de futbol en Japón metió un gol con una extraña coreografía como si fueran los hermanos Korioto

El futbol entre los equipos representantes de las escuelas japonesas tiene una gran tradición, pues así como lo vimos en Los supercampeones, compiten por ser los ganadores de los torneos. En el Campeonato Nacional de Futbol de Escuelas Secundarias, ellos viven la pasión deportiva y lo hacen con creatividad, ya que los futbolistas han ideado nuevas jugadas que les permiten tomar la victoria a través de los goles.

Hace poco, en un juego en donde Takagawa Gakuen High School se enfrentó contra el Seiryo High School de Ishikawa, este logró una victoria 4-2. Sin embargo, antes de lanzar el esférico al cobrar un tiro libre en un área amplia, sorprendieron a sus oponentes con una elaborada rutina, como si fuera coreografiada por los hermanos Korioto.

Cuatro de los jugadores del Takagawa formaron un círculo y, como si fuera “la rueda de San Miguel”, se pusieron a dar vueltas en contra de las manecillas del reloj. Los del Seiryo, quienes protegían su meta, no sabían qué esperar. La defensa mantenían una barrera, mientras que el resto estaba desconcertado por el baile de los rivales.

De pronto, rompieron el círculo y corrieron hacia el área para confundir aún más a la defensa, que no supo ni a quién marcar. Con los jugadores corriendo como cucarachas cuando prendes la luz, la pelota salió despejada hacia el campo, solo para conectar con Haruki Hayashi, quien, de un cabezazo, metió el balón a la red. Esto tan solo a los ocho minutos del primer tiempo.

La jugada fue compartida en Twitter por el usuario @yoshinikov, donde encontró una gran popularidad, pues ya tiene más de 6.9 millones de reproducciones. Personas de todo el mundo comentan la hazaña de los creativos estudiantes.

La ventaja del primer tiempo del Takagawa fue disuadida a los 38 minutos y superada en los primeros minutos del segundo tiempo. Pero, a los 70, recuperaron la igualdad, la superaron y, en el 79, remataron con su cuarto gol. Una victoria avasalladora.

Volviendo a la jugada que se llevó las palmas, aunque parece innovadora, no es original del Takagawa Gakuen. En 2014, el equipo checo PK Pribam realizó un acto similar cuando cobraban a balón parado. Sin embargo, no les funcionó como a los nipones, pues el tiro de los checos pasó toda el área de penalti sin ser rematada, hasta quedar fuera en lado opuesto.

No podíamos irnos sin mencionar otra de las grandes jugadas que se han visto en el fútbol japonés. En 2018, el East Fukuoka FC realizó una barrera móvil. Antes de patear el balón hacia la portería del equipo contrario, los cobradores también hicieron una barrera, pero esta se movía. Cuando estuvieron muy cerca de la barrera de los contrincantes, deshicieron la fila, para dejar pasar el balón. Ni los defensas ni el portero esperaban el tiro, que terminó marcando gol.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.