Cambridge está en fase de ensayos para una nueva vacuna contra el covid-19 que no requerirá aguja

La vacuna desarrollada por la Universidad de Cambridge y DIOSynVax comienza su etapa de ensayos de seguridad en el Centro de Investigación Clínica del National Institute for Health Research Southampton (NIHR). Para realizar las pruebas de esta vacuna libre de agujas se solicitan voluntarios de entre 18 y 50 años en el área de Southampton, Inglaterra, que tengan ambas dosis de la vacuna contra el covid-19 pero no el refuerzo. El seguimiento de los voluntarios será de un año.

Esta vacuna presenta un desarrollo tecnológico diferente, no solo en su forma de aplicación, sino en la manera de actuar una vez inoculada en el cuerpo. De tener éxito, la DIOS-CoVax podría ampliarse y fabricarse en forma de polvo, por lo tanto, será termoestable y tendrá un alcance en países de bajos recursos en donde es complicado seguir con transporte y almacenamiento en frío.

Nuestra vacuna es innovadora, tanto en términos de la forma en que prepara al sistema inmunológico para responder con una respuesta protectora más amplia a los coronavirus como en la forma en que se administra. Fundamentalmente, es el primer paso hacia una vacuna universal contra el coronavirus que estamos desarrollando, que nos protege no solo de las variantes de covid-19, sino también de futuros coronavirus.

—Jonathan Heeny, Catedrático de Patología Comparada en la Universidad de Cambridge

¿Cómo actúan las vacunas?

El SARS-CoV-2 utiliza sus proteínas en forma de “puntas” para acceder a las células huésped y a través de estas proteínas, liberar su material genético con el que secuestra la maquinaria de la célula para permitirse replicarse y propagarse. La vacunas informan a nuestro cuerpo para que el sistema inmunológico busque, bloquee el virus y destruya las células que transportan la enfermedad de covid-19.

Desafortunadamente, las mutaciones del SARS-CoV-2 hacen que la proteína de las puntas cambie, por lo que el sistema inmunológico ya no puede reconocerlas. El equipo de Cambridge utilizó la tecnología DIOS para buscar los antígenos (regiones clave del virus) que fueran iguales en todos los coronavirus, con el fin de que las células inmunes del cuerpo decodifiquen la información y el sistema inmune comience a producir anticuerpos.

Estas vacunas DIOSvax de próxima generación deberían protegernos contra las variantes que hemos visto hasta ahora (variantes alfa, beta, delta, por ejemplo) y, con suerte, prepararnos para el futuro frente a variantes emergentes y posibles pandemias de coronavirus.

Las vacunas podrán ser aplicadas a través de un sistema de inyección intradérmica conocido como PharmaJet Tropis, el cual introduce la vacuna en el cuerpo en menos de una décima de segundo mediante una inyección a presión accionada por un resorte, sin necesidad de usar agujas. Esto será un alivio para las personas que les tienen miedo.

DIOSynVax es una empresa derivada de la Universidad de Cambridge. Para el desarrollo de la nueva tecnología de las vacunas, Innovate UK, la agencia de innovación de Reino Unido, invirtió 1.9 millones de libras esterlinas (más de 2.5 millones de dólares) en la financiación del proyecto como parte del Programa de Seguridad Sanitaria Global del Departamento de Salud y Seguridad Social de Reino Unido.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.