Londres cancela celebraciones de Año Nuevo por variante ómicron

Londres, la capital del Reino Unido, canceló las celebraciones previstas para Año Nuevo ante el aumento de contagios de COVID-19 provocados por la variante ómicron. En los últimos cinco días se registraron 140.000 nuevos casos, tres veces más que en la primera semana de diciembre.

Según indicó el alcalde de Londres, Sadiq Kha, la medida es parte de sus esfuerzos para “reducir la propagación del virus”.

“La celebración no se llevará a cabo en nombre de la seguridad pública, pero a cambio se celebrará una transmisión espectacular para dar la bienvenida al 2022 que se transmitirá en los canales de la emisora pública británica, BBC One e iPlayer”, precisó la autoridad.

Kha precisó que la medida “significa que ya no organizaremos esta celebración de 6.500 personas previstas en Trafalgar Square la noche del Año Nuevo”.

“Será muy decepcionante para muchos londineses, pero tenemos que tomar las medidas adecuadas para reducir la propagación del virus”, agregó la autoridad local.

Junto a ello, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que Londres y el sureste de Inglaterra volverán a estar confinados para intentar controlar el alza de contagios.

“Parece que esta propagación está alimentada por una nueva variante del virus, que parece transmitirse significativamente más fácil”, declaró el primer ministro en conferencia de prensa.

De esta forma, los habitantes de Londres y del sureste de Inglaterra, quedarán sujetos a un nuevo nivel de alerta, el cuarto y más elevado, por lo que tendrán que quedarse en casa y los comercios considerados no esenciales no podrán abrir.

Entre las medidas anunciadas se encuentra el cierre de pubs, restaurantes y museos. Además, todos los desplazamientos fuera de esa zona, ya sean dentro del territorio nacional o para ir al extranjero, estarán prohibidos.

La Reina Isabel II también suspendió los festejos de Navidad y Fin de Año por el alza de contagios a raíz de ómicron. Por segundo año consecutivo la monarca deberá permanecer resguardada en el Castillo de Windsor a las afueras de Londres, en vez de pasar las tradicionales fiestas en Sandringham. 



Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.