8 Actores de método que llevaron su trabajo demasiado lejos para interpretar un papel

Cuando un actor decide usar “el método” para interpretar un papel, casi siempre termina causado polémica. Actores reconocidos como Daniel Day-Lewis son algunos de los actores de método más exitosos en el mundo del cine debido a su enfoque intenso y radical al momento de darle vida a un personaje. Sin embargo, no es el único.

La actuación de método es bastante conocida y si bien puede lograrle un Óscar a muchos, la realidad es que hay varios casos donde han tomado las cosas demasiado lejos. Estos ocho actores son un buen ejemplo de ello, entregándolo todo y sobrepasando los límites con tal de dar su mejor interpretación.

1. Shia LaBeouf en Nymphomaniac

Shia LaBeouf en Nymphomaniac

La producción de Lars von Trier requería dobles y prostéticos durante las escenas de sexo, pero LaBeouf insistió en hacerlo de verdad. Su compañera de escena, Stacy Martin, declaró que ella sí usó prostéticos para todas sus escenas, aunque mucho se ha rumorado que todo fue 100 por ciento real por parte de ambos actores.

2. Jamie Foxx en Ray

Jamie Fox en Ray

Aunque no tenía papeles reconocidos, en su primera cinta biográfica logró demostrar su talento. Además de cerrarse los ojos con pegamento diariamente durante 14 horas, Foxx perdió alrededor de 18 kilos y usó una dentadura falsa para dar una imagen convincente y realmente lucir como un adicto a la heroína.

3. Marlon Brando en The Man

Marlon Brando en The Man

La historia ocurrió en un hospital militar en el que Brando interpretaba a un exsoldado parapléjico, por lo que, meses antes, decidió pasar 50 días en una cama de hospital donde estudió a todos los pacientes, aprendiendo cómo usar solo la fuerza de su torso y brazos de la misma manera que ellos lo hacían.

4. Choi Min-Sik en Oldboy

Choi Min-Sik en Oldboy

En la cinta interpreta a un hombre que estuvo encerrado durante 15 años en un cuarto de hotel, marcando cada año en su piel con un cable caliente. Min-Sik decidió quemarse de verdad. Además, en la escena donde come pulpos vivos, el actor, a pesar de ser vegetariano, decidió grabar la escena y comérselos de verdad.

5. Hilary Swank en Boys Don’t Cry

Hilary Swank en Boys Don't Cry

Interpretar a Brandon Teena, un hombre transgénero cuya vida terminó repentinamente a causa de un crimen de odio, no fue cosa fácil. Swank vivió como un hombre durante un mes antes de comenzar a rodar, vendándose los senos y aprendiendo cómo moverse, hablar y comportarse de manera masculina.

6. Jim Carrey en Man On The Moon

Jim Carrey en Man On The Moon

Famosamente, Carrey encarnó al comediante Andy Kaufman durante todo el periodo de grabaciones y producción de la cinta, incluso después de grabar sus escenas o mientras otros lo hacían, el extravagante actor se mantuvo dentro del personaje, imitando sus ademanes, groserías y bromas pesadas con el resto del elenco.

7. Adrien Brody en The Pianist

Adrien Brody en The Pianist

Al momento de interpretar al judío Wladyslaw Szpilman, Brody se dedicó a perder peso comiendo solamente un huevo cocido y media pechuga de pollo diaria, vendió su departamento, auto y se quedó sin celular durante meses para alejarse del mundo exterior y vivir una vida tan humilde como le fuera posible.

8. Christian Bale en The Machinist

Christian Bale en The Machinist

El papel de Trevor fue creado para alguien de mucha menos estatura que Bale, razón por la que el actor se comprometió a bajar más de 60 kilos y lucir más pequeño de lo que en realidad es. Desde entonces, el actor ha subido y bajado de peso dramáticamente para papeles en Batman Begins y The Fighter.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.