¡Los verdaderos Power Rangers! Niños se unen para salvar la vida de un perrito que quedó atrapado en una presa

Los perritos siempre están ahí para acompañarnos en las buenas y en las malas. Desgraciadamente hay muchos que siguen viviendo en las calles, sin un techo en donde resguardarse de las inclemencias del clima. Lluvias, hambre y frío es solo un poco de lo que los amigos de cuatro patas tienen que pasar, o peor, como este lomito que quedó atrapado en una presa.

Una rodada ciclista para promover el deporte transcurría cerca de una pequeña presa en Xochitlán, del municipio de Progreso de Obregón, en Hidalgo, cuando algunos de sus integrantes notaron que un perrito estaba atrapado en el agua, luchando por su vida mientras intentaba salir sin éxito de la fosa.

Al principio quisieron ayudarlo extendiéndole la mano, pero no alcanzaron a llegar hasta donde estaba. Sin embargo, el pobre perro seguía nadando a pesar de que en algún momento podría cansarse y morir ahogado. Los jóvenes no tenían mucho tiempo y decidieron hacer lo mejor: trabajar en equipo. Los tres ciclistas formaron una cadena humana con sus cuerpos para precisar el trabajo; uno quedó cerca del agua, el otro le tomaba de un pie para que no cayera y el último hacía de contrapeso y palanca para que nadie cayera al agua.

La buena voluntad de los jóvenes ayudó a salvar la vida del lomito que, cansado y empapado, seguramente agradeció con lamiditas el rescate que le hicieron. Se desconocen las causas por las que el perro cayó al agua, pero algunos suponen que fue para encontrar una fuente donde saciar su sed. Aunque esta historia terminó bien, desgraciadamente, no muchos perros corren con la misma suerte.

La suerte de los callejeros

En el municipio no se cuenta con una perrera municipal, por lo que es común ver perros sin hogar vagar por las calles de la comunidad. Sin embargo, de acuerdo a información de Grito Informativo, durante el mes de septiembre de 2021, personas que dijeron ser empleadas del municipio comenzaron a capturar a los canes de las calles. Cuando les solicitaron identificaciones, los supuestos empleados no acreditaron su pertenencia al servicio público.

“Es evidente la forma poco profesional en que los capturan y trasladan”, mencionaron los alarmados vecinos ante el temor que los perros fueran sacrificados. Activistas defensores de los derechos de los animales lograron ubicar la supuesta “perrera” en la inmediaciones del Mercado Municipal, en donde se manifestaron en contra del maltrato y exigieron una solución por parte del gobierno.

Al lugar arribó el alcalde Armando Mera Olguín, quien recibió los reclamos de los ciudadanos por la falta de políticas públicas para resolver el problema de los animales en situación de calle. Acompañado de guardaespaldas, el presidente municipal ordenó el uso de la fuerza policial para asegurar el vehículo de los supuestos trabajadores del municipio y detenerlos. Por desgracia, los medios locales no precisan el destino de los animales.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.