Vendió por error un NFT de 300 mil dólares a solo 3 mil; así es el mercado del NFT y los “simios aburridos”

Las tecnologías y la forma en la que nos relacionamos con ellas van cambiando cada vez más rápido. Un ejemplo de ello es el uso de las criptomonedas y la compraventa de NFT, es decir, un certificado digital de autenticidad de una obra que trabaja mediante la tecnología del blockchain. Aunque son intercambiables, no son un bien de consumo y se compran con criptomonedas.

Ahora imagínate que, por error de dedo, vendieras una obra a una centésima del valor al que tenías planeado. Esto le pasó a Max (maxnaut), quien quiso vender su NFT de Bored Ape Yatch Club (BAYC) por 75 ethers (la criptomoneda Ethereum tenía un valor de alrededor de 300 mil dólares de ese momento) y terminó tecleado 0,75 (casi tres mil dólares). Todo fue tan rápido que en cuestión de segundos había perdido miles de dólares.

Max relata para Cnet que se encontraba enumerando una gran cantidad de artículos y no prestó la atención adecuada. Vio su error inmediatamente al hacer clic con el mouse, pero un bot programado ya había comprado el artículo y realizó un pago de 8 ethers (alrededor de 34 mil dólares) como tarifa de transacción, por lo que desapareció instantáneamente, haciéndole perder más o menos 250 mil dólares.

Este tipo de transacciones pueden ser hechas por un bot codificado para comprar los NFT enumerados por debajo de un precio ajustable, con el fin de aprovechar de forma inmediata estas situaciones. En los bancos convencionales, este tiempo de error se puede solucionar con una llamada, pero en este caso, los NFT están diseñados para ser descentralizados, por lo que solo se confía en la buena voluntad de los usuarios.

La industria es tan nueva que van a pasar cosas malas, ya sea por culpa tuya o de la tecnología. Una vez que ya no tengas el control del resultado, olvídate y sigue adelante.

—Max

Bored Apa Yatch Club

Los BAYC se han convertido en un gran alboroto en el mercado de los NFT, personalidades como Jimmy Fallon, DJ Khaled, Stephen Curry y Post Malone tienen uno e incluso lo han usado de foto de perfil. Es una colección de 10 mil ilustraciones digitales, realizadas con una plantilla como base y combinando diferentes propiedades como tipos de piel, expresiones faciales, ropa, accesorios y más. Algunas combinaciones, como repeticiones limitadas, se consideran más raras, por lo tanto, su valor aumenta.

Cuando Yuga Labs y sus desarrolladores, Gargamel, Gordon Goner, Emperor Tomato Ketchup y No Sass, sacaron la colección en abril, les tomó solo 12 horas vender las 10 mil piezas en 0.08 ethers (190 dólares de su tiempo). Actualmente, el más barato se consigue por no menos de 49 ethers (231 mil dólares aproximados). Si no es un bien consumible, ¿cómo es que tienen tanta popularidad en la venta?

Al menos para el BAYC, no solo es comprar la propiedad de la ilustración digital, sino que también funciona como un pase de entrada a un selecto club de personas. La combinación entre influencers, celebridades, fuerza de la comunidad y la utilidad para los miembros ha hecho de este NFT algo valioso. Cuando Jimmy Fallon compró el suyo por 145 mil dólares, desató una oleada de ventas y aumentó el volumen del precio.

De la misma manera, es un pase de entrada a reuniones selectas. La comunidad de los BAYC ya ha hecho reuniones en Nueva York, California, Hong Kong y Reino Unido. Incluso realizaron una verdadera fiesta en donde participaron Chris Rock, Aziz Ansari y The Strokes. Sin embargo, el valor que otros usuarios le han dado a sus Bored Apes les ha permitido explotarlos.

Una vez comprados, te vuelves dueño de sus derechos totales. Universal Music ya firmó a una banda que consta de tres Bored Apes y un Mutan Ape. Además, otro propietario le creó una cuenta de Twitter al suyo, donde desarrolló una historia de fondo y convirtió a Jenkins en un ayudante del Yatch Club. Pero eso no es todo, pues en septiembre firmó con una agencia para realizar su novela escrita por Neil Strauss, el bestseller del New York Times.

A pesar de toda transferencia de compraventa que se hace con los NFT, así como con la de criptomonedas, estos dañan terriblemente al medio ambiente por la enorme cantidad de energía que se emplea para realizar cada movimiento. Sin embargo, parece ser una tecnología y un mercado que no va a desaparecer pronto. No por nada un Bored Ape fue la portada de una edición de coleccionista de la revista Rolling Stone. Además, el equipo detrás de la colección acaba de firmar un acuerdo con Adidas.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.