Video en TikTok causa controversia por usar el moho de la fruta como maquillaje para los párpados

¿Alguna vez te ha pasado que olvidas que compraste fruta y después de unos días, varias de ellas tienen moho y, por lo tanto, ya no son comestibles? Si este es tu caso y tu primera reacción es tirarlas, tal vez deberías darles otro uso, porque un video de TikTok nos enseña a utilizar este hongo como una sombra de maquillaje para tener un profundo verde pantano en los ojos.

Antes de que en verdad corras a hacer esto, déjame decirte que lo anterior es un tremendo sarcasmo y por ninguna circunstancia deberías acercarte el moho que crece en tus frutas a los ojos o piel, ni siquiera tenerlo cerca de los alimentos, ya que puede ser muy peligroso para tu salud. Afortunadamente, los “expertos” tiktokers nos advierten de ello y la supuesta tendencia de maquillarse con este hongo.

Angie Calderón, una usuaria de TikTok conocida como @unabiologahuasteca, publicó una reacción a un video de una mujer supuestamente maquillándose con el moho de una naranja. La estudiante de biología que comparte sus experiencias en la red social advierte a sus seguidores no hacer este tipo de prácticas debido al peligro que implica tener contacto con las esporas.

Amigos, no hagan esto en casa, en serio. No jueguen así con su salud. Es algo peligroso.

@unabiologahuasteca

Les explico por qué no hacerlo en mi Instagram: @unabiologahuasteca!! #biology #moho #penicillium #makeup #peligro #salud #maquillaje #ciencia

♬ sonido original – Angie 🌱

Sin embargo, varios de sus seguidores mencionaron en los comentarios que el video al que estaba reaccionando la tiktoker podría ser falso y estar dividido en dos tomas; una en la que la modelo pasa el pincel sobre el moho de la fruta y otra donde se maquilla con otro pincel, esta vez con maquillaje real. Esto es algo que, sin duda, logra tener mucho impacto al verlo y despierta las preguntas de si en verdad es algo real.

Independientemente de ello, en la vida real no estamos tan distantes de tener hongos en los maquillajes. Para quienes utilizan productos de belleza, una de las advertencias que pocas veces señalan los vendedores es el tiempo de caducidad, pues en algunos productos incluso son pocos meses. Después de ello, se comienza a presentar un deterioro y dependiendo del material con el que estén hechos, se pueden generar hongos.

Un maquillaje que ayuda a mejorar las facciones del rostro puede pasar a ser un producto con hongos que causa infecciones, irritación, hinchazón y otros padecimientos a la salud si las esporas de estos son ingeridas por la boca o nariz. Una vez dentro del organismo, pueden causar grave daño.

¿Qué pasa si como moho?

Hay que recordar que el moho es un hongo microscópico que forma delgados filamentos llamados hifas, que pueden penetrar la comida. Son tan pequeñas que son difíciles de ver, por lo que si llegan a ser consumidas, pueden causar desde mareos, diarrea, vómitos, fiebres hasta una intoxicación.

El hongo en sí no es el mayor problema, sino que dentro de él se pueden encontrar bacterias dañinas para el cuerpo humano, así como micotoxinas, sustancias venenosas producidas por algunas cepas de moho que pueden resistir casi todo el procesamiento de los alimentos. Una de ellas, la aflatoxina, puede causar daño hepático, cáncer, deterioro del ADN y deficiencias en el sistema inmunológico.

Si encuentras moho en alimentos blandos como el yogurt o un tomate, lo mejor será que tires el producto y te asegures de que el hongo no haya poblado otros alimentos, ya que los filamentos del moho pueden introducirse muy dentro del alimento y son casi imperceptibles. De ser así, deshacerse de ellos es la mejor opción para evitar consumir el hongo.

Sin embargo, no todos los mohos y hongos son malos. Hay otros alimentos que los aprovechan para dar un mejor sabor, como el queso azul, que contiene mohos azules no tóxicos, como el Penicillium roqueforti, que ayuda a descomponer las proteínas del queso, dándole ese fuerte sabor y cremosidad. Además, varios son comestibles e incluso la base de antibióticos como la penicilina, aunque siempre hay que ser cuidadosos.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *