Mesera recibió una propina de 4,400 dólares y la despidieron por no compartirla con sus compañeros

Ser mesero no es cosa fácil, pues hay que estar alerta con las órdenes, tener un control de los tiempos, lidiar con toda clase de clientes y dar siempre la mejor cara. Por ello la propina es parte importante para agradecer su servicio y, aunque en algunos lugares la propina no es bien vista, siempre alegrará a alguien que su trabajo sea reconocido.

Para Ryan Brandt, una mesera de un restaurante llamado Oven and Tap, en Bentonville, Arkansas, su noche cambió después de que un gran grupo de clientes dejara una propina de 4400 dólares para ser compartida entre ella y otra compañera. El restaurante recibió a la empresa inmobiliaria local Witly, que celebró una conferencia en donde asistieron 21 líderes de todo el país, quienes después de cenar, decidieron hacer un buen gesto por las personas que los atendieron.

El grupo realizó lo que llaman “Club de la cena de 100 dólares”, en donde cada uno de los miembros dejó una propina de por lo menos cien dólares para apoyar a los meseros durante la pandemia. Antes de entregar la cuantiosa cantidad, Grant Wise, presidente y fundador de Witly, anunció las atenciones de su donación y agradeció a los presentes su generosidad. Ryan se emocionó hasta las lágrimas en medio de los aplausos de los comensales.

Es esta época del año, creo, todos quieren hacer algo extra para ayudar. Lo que queríamos hacer era algo más para ayudar a bendecir a los meseros con los que sabíamos que estarían trabajando.

—Grant Wise

Sin embargo, Ryan no se esperaba que al final del día, su jefe le pediría el dinero para ser repartido entre todos los empleados y que a ella le tocaría solo el 20 por ciento. Ella se negó a hacerlo, pues era la primera vez en tres años y medio que tenía trabajando ahí que eso ocurría. La mesera se comunicó con Wise para informarle de la injusta situación.

Wise le dijo a  KNWA que confirmó de antemano con el restaurante sobre las políticas de intercambio o agrupación de propinas y un empleado del restaurante le dijo que no tenían esa política. Al enterarse de la división de la propina, fue al Oven and Tap a recuperar su dinero para dársela por fuera a Ryan, pero se enteró de una peor noticia: la mesera había sido despedida por “incumplir las políticas de la empresa”.

Fue devastador, pedí prestada una cantidad significativa para préstamos estudiantiles. La mayoría de ellos se apagaron debido a la pandemia, pero volverán a encenderse en enero y esa es una dura realidad.

—Ryan Brandt

La mesera fue despedida sin dejarle opción para pagar sus cuentas. Ryan estudió Español en la Universidad de Arkansas y la deuda de sus préstamos estaba pendiente. Sin embargo, el primer gesto de bondad de Wise no bastó y en esta ocasión organizó una recaudación en GoFundme, que cerró el 11 de diciembre con un acumulado de más de 8700 dólares.

KNWA se puso en contacto con Oven and Tap para confirmar sobre la división de propinas y el despido de Ryan. Aunque rechazaron una entrevista, proporcionaron una declaración al respecto:

Después de cenar, este gran grupo de invitados solicitó que se les diera la propina a dos meseros en particular. Cumplimos plenamente con su solicitud. Por respeto a los valiosos miembros de nuestro equipo, no discutimos los detalles relacionados con el despido de un empleado.

—Oven and Trap

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *