Una asociación está planeando construir una “caja negra gigante” que registre el colapso ambiental de La Tierra

“La caja negra de la Tierra” es un esfuerzo por poner al tanto a la humanidad de la hora cero respecto al cambio climático. Se trata de una gran construcción poliédrica de acero indestructible que pretende registrar todas las decisiones internacionales que nos acercan cada vez más a la catástrofe ambiental y al agotamiento de los recursos naturales.

Esta caja negra estará en la llanura de Tasmania, Australia, y toda la información que recolecte estará almacenada en una nube digital que está conectada a internet. La idea de este gran dispositivo fue presentada por investigadores de la Universidad de Tasmania y por la empresa de marketing australiana Clemenger BBDO y ha causado admiración en redes.

Se trata de una cápsula de tiempo que será alimentada por paneles solares y que dará cuenta de nuestros errores a futuras generaciones para que traten de no cometer los mismos fallos que nosotros, en el caso de que hubiera sobrevivientes al apocalipsis.

A menos que transformemos drásticamente nuestro modo de vida, el cambio climático y otros peligros provocados por el hombre harán que nuestra civilización se estrelle. La ‘caja negra de la Tierra’ registrará cada paso que demos hacia esta catástrofe. Cientos de conjuntos de datos, mediciones e interacciones relacionadas con la salud de nuestro planeta se recogerán continuamente y se almacenarán de forma segura para las generaciones futuras.

La caja tendrá unas dimensiones de 10 x 4 x 3 metros. Además, registrará eventos históricos y acciones de los gobiernos en materia de sustentabilidad y también grabará mediciones de cambios atmosféricos, la extinción de especies y los niveles de contaminación.

Por lo pronto, se espera que la caja registre los sucesos de los próximos 30 0 50 años de la humanidad. Pero los investigadores ya están buscando la forma de aumentar su capacidad de almacenamiento para que sobreviva hasta que el sol deje de brillar.

La caja todavía no es colocada en Tasmania, pues se espera que en 2022 comience su construcción, pero ya ha empezado a grabar la actividad climática y política del planeta Tierra. Algunos problemas que quedan por resolver a los investigadores son: ¿Cómo responder ante el vandalismo o cualquier acto de sabotaje? y ¿cómo hará para acceder al interior de la cápsula quien, en último caso, encuentre la caja?

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *