De MEME a campeón estatal de fútbol en Nueva Jersey; así cambió el niño que mira incómodo a la cámara

No tenemos duda alguna de que los memes estarán con nosotros por mucho tiempo. Solo ver en lo que se han convertido, de pasar del trollface a elaborados diseños u otros sinsentido, nos hace pensar que ya hemos llegado a niveles que nunca imaginamos. Pero ¿qué pasa con las personas que salen en estos? ¿Cómo viven su realidad después de la viralidad?

Uno de los memes que viven en nuestro corazón lleno de basura de internet es “Terio at Popeyes”, el pequeño niño regordete que mira incómodo a la cámara, que posteriormente se utilizaría como GIF o video para acompañar una reacción de cringe o pena ajena. Este pequeño clip grabado para la extinta red social Vine se hizo tan popular que se usa hasta nuestros días.

El protagonista del famoso clip es Collin Dieunerst, un niño de Nueva Jersey que se encontraba en el momento y lugar preciso: un Popeyes Louisiana Kitchen, una famosa tienda de pollo frito en Estados Unidos. El pequeño solo estaba parado siendo un niño, cuando un extraño se acercó y le dijo “¡Uhhh!, di ¡uhhh!”, confundiéndolo o asociándolo con Lil TerRio, un famoso niño vinestar recordado por sus graciosos bailes.

Han pasado algunos años desde que este video se hizo viral y ahora, siendo todo un adolescente, Collin se convirtió en un jugador de fútbol americano que juega para Los Jaguares de East Orange. Es un jugador de gran peso, pues, según su descripción en Twitter, mide 6’1 pies (1.85 metros) y pesa 315 libras (142.8 kilos). Pero esto no es impedimento para estar en el equipo campeón del estado de Nueva Jersey.

En una entrevista para Sport Illustrated, Collin habló sobre la fama que tuvo a los nueve años, diciendo que cuando pasó, se sintió un poco triste. Solo de imaginar que un niño se vuelve viral por algo que no conoce y está externo a ello, puede ser la pesadilla de muchos. Pero comentó al medio deportivo que con el tiempo, lo superó a pesar de que muchos desconocidos se acercaban a él y lo llamaban Terio.

Era alguien que me grababa al azar y nunca antes había sido viral. Cuando salió por primera vez, lo tomé como un acoso, cada vez que escuchaba ‘Oh, Terio, Terio’, y ese no es mi nombre (…) Un par de semanas después, descubrí que era yo por el video. Me emocioné un poco, lloré un poco. Con los años, lo superé.

Por otra parte, Lil TerRio, el niño con el que confundieron a Collin, también se volvió un fenómeno en internet, por lo menos durante la vida de Vine, pues sus bailes y expresiones fueron queridos por muchos fanáticos. Al crecer, realizó algunas canciones y aunque no han tenido éxito, es el legado que dejó para internet.

Yo diría que no lo tomes como algo personal, porque cuando lo tomé como algo personal, llegué a un lugar en el que era como, ‘No sé si quiero salir más.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.