Necesitaba el certificado de vacuna covid-19 pero es antivacunas… así que usó un brazo de silicón y lo descubrieron

Desde que se empezó a hablar de una vacuna contra el covid-19, varios grupos de “antivacunas” empezaron a manifestar su rechazo y al parecer no solo eso, sino que algunos están buscando la forma de evitarla y obtener el certificado que se exige en varios lugares y países para poder ingresar.

Un hombre en Biella, Piamonte, Italia, acudió a un centro de vacunación y trató de engañar a todos con tal de obtener el certificado y así tener la posibilidad de viajar o ingresar a algunos lugares como bares y restaurantes, pero fue descubierto y ahora podría enfrentar cargos por su conducta.

Las autoridades de salud en Italia han emitido “pasaportes de salud” para permitir la movilidad y el acceso a diversos lugares. El de tipo “normal” se obtiene realizándose una prueba de antígenos contra el covid-19 y sirve para poder ingresar al centro de trabajo.

El de tipo “súper” se le otorga a quienes acrediten haberse vacunado. Con este pasaporte podrán ir a lugares que no son considerados esenciales, como bares, restaurantes, cines, teatros, entre otros sitios, por lo que si te quieres divertir, debes vacunarte.

Un hombre de 50 años, que es antivacunas, se colocó una prótesis de silicona y así acudió al centro de vacunación, esperando que le entregaran su certificado y así poder entrar a todas partes, pero sin aplicarse realmente la vacuna.

La enfermera encargada reconoció que la prótesis estaba bien hecha. Sin embargo, el color diferente al tono de piel de este hombre y una sensación rara al tacto la hicieron dudar. Le pidió que se quitara la camisa y ahí descubrió el engaño. A pesar de que el tipo le pidió que no dijera nada, ella dio aviso a sus compañeros.

A través de su cuenta en Facebook, Alberto Cirio, presidente de la región de Piamonte, criticó duramente la conducta de este hombre, sobre todo porque Italia vive una nueva ola de contagios a pesar de que el 85 por ciento de la población ya se encuentra vacunada.

El caso roza el ridículo, estamos hablando de un gesto de enorme gravedad, inaceptable ante el sacrificio que la pandemia está haciendo pagar a toda nuestra comunidad, en términos de vidas humanas, costos sociales y económicos.

-Alberto Cirio

Por poco y le funciona el truco a este hombre. Sin embargo, ahora incluso tendrá que responder ante la justicia y lo que es peor para él, si quiere tener su pasaporte de salud, no tendrá más remedio que vacunarse, de lo contrario, solo podrá ir de su casa al trabajo. Ni hablar.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.