El hambre aumentó 30% en América Latina, su punto más alto en 20 años

En un año, el hambre en América Latina y el Caribe aumentó en 13,8 millones de personas, un 30% más que el año anterior, su punto más alto en dos décadas, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En medio de la pandemia del COVID-19, la falta de alimentación afecta a 59,7 millones de personas, un 9,1 % de la población total de la región.

De acuerdo a la investigación, Haití, Venezuela y Nicaragua son los países con mayor prevalencia de hambre con un 46,8 %, 27,4 % y 19,3 % respectivamente,  seguidos por Guatemala con un 16,8 % y Honduras con un 13,5 %.

Estas cifras convierten a América Latina en la región que más empeoró del mundo en términos de inseguridad alimentaria en 2020 e implica seis años consecutivos de incremento de hambre.

El informe también reveló que el hambre no afecta por igual a hombres y mujeres, ya que en 2020, el 41,8% de las mujeres de la región experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave, en comparación con el 32,2% de los hombres. Lamentablemente, esta disparidad ha ido en aumento en los últimos 6 años y aumentó drásticamente, del 6,4% en 2019 al 9,6% en 2020.

“Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrenta una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 70 % en el hambre entre 2014 y 2020”, señaló Julio Berdegué, representante regional de la FAO.

La Directora Regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Lola Castro, dijo que “este informe nos muestra una cruda realidad que debemos enfrentar de lleno para mitigar la situación de la población más vulnerable. Al expandir los sistemas nacionales de protección social, por ejemplo, los gobiernos pueden llegar a los más necesitados con asistencia para ayudarlos a superar estos tiempos difíciles”. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.