Los duros epítetos de la Voz de los que Sobran contra Warnken

Daniel Stingo y Hassan Akram, conductores de La Voz de los que Sobran, cuestionaron una columna de opinión de Cristián Warnker, donde daba cuenta de una funa recibida por ser “amarillo” y cuestionar lo que llamó “la violencia octubrista” tras el estallido social.

Frente a sus palabras, el convencional instó al columnista: “Asúmase de derecha, asúmase de extrema derecha sin ninguna vergüenza, si usted ya lo es. Ya está feliz en El Mercurio y en Icare, está feliz disparando contra sus ex amigos y ex compañeros, pero no venga a tratar de vendernos la pomada”.

“Warnken lo que hace es tratar de justificar su postura, él estuvo por (Ignacio) Briones en las primarias. Cristián Warnken ya no es de izquierda hace rato y lo que hace es tratar de justificarse a sí mismo su postura y su cambio radical. Él trata de salir jugando para explicarse y explicarle a sus hijos su postura respecto a lo que pasa en la sociedad chilena, porque ahora está feliz en Icare, en El Mercurio”, argumentó.

Daniel Stingo recordó que “este hecho que alguien le gritó amarillo pasó el año pasado y lo volvió a sacar poco antes de la elección, asúmalo. Hasta Vargas Llosa se asumió de derecha, no es tan terrible”.

Sin embargo, el abogado dejó en claro que en su columna “hace una omisión que es desvergonzada, cuando habla de Kast dice que no es fascista, sino que es un conservador ultramontano (…) omite el pensamiento de Kast respecto las violaciones a los derechos humanos y el gobierno militar y ahí miente y es un hipócrita”.

Por su parte, el economista y politólogo británico fue más allá y sostuvo que “leí la carta de Cristian Warken solamente porque me obligaron, realmente insisto que Cristian Warnken merece que le griten cosas en la calle y no por su posición política, sino porque me cuesta entender en este país cómo es posible que gente tiene tan poca vergüenza”, en alusión a su columna “carta amarilla a mis hijos” en radio Pauta.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *