Pfizer demanda a una empleada por robar los secretos comerciales sobre la vacuna contra el Covid-19

Pfizer es uno de los principales laboratorios que desarrollaron una vacuna contra el covid-19. Además, fue de los primeros en ser aprobados en varios países, probando una gran eficacia. Los científicos que trabajan con esta empresa han hecho un gran avance tecnológico, por lo que, según informa la propia compañía, la competencia los ha estado reclutando para laborar con nuevas ofertas de empleo.

En últimas noticias sobre la empresa, Pfizer demandó a su exempleada Chun Xiao Li por supuestamente robar documentos confidenciales, algunos relacionados con la vacuna contra el covid-19. La denuncia fue interpuesta el martes 23 de noviembre en una corte federal de San Diego. Según los documentos, Li violó su acuerdo de confidencialidad y cargó en sus dispositivos personales más de 12 mil archivos sin permiso desde su computadora portátil dada por la compañía.

[Li] ha engañado a Pfizer sobre lo que tomó, cómo lo tomó, cuándo y por qué lo hizo, y dónde se pueden encontrar esos archivos (y posiblemente otros).

—Pfizer

Entre los supuestos materiales se incluye un “libro de jugadas” que contiene evaluaciones internas y recomendaciones sobre la vacuna Pfizer/BioNTech, así como presentaciones relacionadas con anticuerpos contra el cáncer. Li, que tenía el puesto de directora asociada de estadísticas, trató de encubrir su rastro, incluso dio una computadora señuelo.

Li trabajó por más de 15 años con Pfizer y parece haber renunciado para tomar la oferta de unirse a Xencor, una compañía de California que está en etapa clínica enfocada en tratamientos para el cáncer y enfermedades autoinmunes. Xencor no es acusado en la demanda, pero no ha emitido comentarios al respecto. De la misma manera, Li permanece en silencio y no dado declaración alguna.

La jueza de distrito de Estados Unidos, Cathy Ann Bencivengo, bloqueó temporalmente a Li, con el fin de que no usara los secretos comerciales de Pfizer y dijo que los abogados de la compañía podían revisar los dispositivos de la investigadora para ver dónde podrían estar guardados los más de 12 mil archivos.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *