Lo suspendieron porque le cortaba el cabello a sus compañeros en la escuela; un barbero vio su trabajo y lo apadrinó

Las pasiones cuentan, en especial cuando se descubren desde jóvenes. Es la vocación y la práctica la que forma a los profesionales y Cameron Tucker, un chico de 16 años de Detroit, lo sabe, pues su entrega por el corte de pelo lo llevó a ser popular entre sus compañeros de clase, quienes acudían a él para mejorar la estética de su cabello. Sin embargo, fue sorprendido por sus maestros y suspendido de la escuela.

“Momento equivocado, lugar equivocado”, dijo Cameron para Detroit Fox 2. El joven cuenta que en las vacaciones de verano aprendió el oficio de barbero después de pedirle ayuda a su tío Tuck. Cameron puso atención y absorbió como esponja los fundamentos de desvanecimiento y pronto se puso a practicar con su cabello, así como con el de sus primos.

Motivado por ahorrar un poco de dinero con sus cortes personales y poco más con el de sus nuevos clientes, Cameron extendió su hobby y comenzó a cortar el cabello de sus compañeros del equipo de fútbol. Pronto, otros alumnos de la escuela se interesaron por las habilidades del chico, quien utilizó los baños de su escuela, la Renaissance High School, para ofrecer sus servicios. El gusto le duró poco, pues uno de sus maestros entró al baño y lo vio desplegando su talento de peluquero.

La madre de Cameron, Cassandra Young, no tardó en recibir una llamada a casa informándole de la situación y pidiéndole que recogiera al chico.

En medio de eso, el maestro entró, nos miró durante 45 segundos y salió.

Necesitamos que alguien venga a recoger a Cameron, está dirigiendo una barbería en el baño del tercer piso. Hay fila allí, cabello por todo el piso. Tiene toda su configuración allí como en la película ‘Barbershop’.

—Personal de la escuela

Pero este no fue el fin de su sueño, pues debido a ello, Cameron pudo conocer a Sebastian Jackson, el propietario de The Social Club Groommingo Co., quien al igual que el joven, también es barbero y aprendió a cortar el cabello cuando tenía 15 años. Jackson ahora es un reconocido peluquero y entre sus clientes están la exestrella del básquetbol Jalen Rose, los artistas Big Sean y Dwele, así como los exjugadores de los Lions de Detroit Joique Bell y Reggie Bush.

Te lo diré, hombre, solo basándome en el ajetreo, si estás interesado en ser aprendiz con uno de nuestros cosmetólogos o conmigo mismo, definitivamente es una oportunidad (a Cameron). Fue un honor conocerlo. Definitivamente fue una experiencia de aprendizaje, aprender de dónde venía y su camino hacia donde está ahora.

—Sebastian Jackson

Cameron pudo regresar a la escuela, pero ahora sin tijeras, aunque quiere seguir cortando el cabello y perfeccionando el oficio de peluquero. Por lo pronto, seguirá con sus actividades escolares.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.