Médicos extirpan pólipo benigno, pero precanceroso a Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue sometido a una colonoscopia donde le extirparon un pólipo benigno de tres milímetros pero que era potencialmente precanceroso.

La lesión fue descubierta por el equipo médico durante los exámenes rutinarios a los que se sometió la semana pasada, según indicó el informe publicado por la Casa Blanca. 

Kevin C. O’Connor, médico de cabecera de Biden, explicó que el presidente estadounidense sufría de un adenoma tubular, que es una lesión benigna de crecimiento lento pero con posibilidad de ser maligna.

El pólipo fue enviado a un laboratorio para su análisis y “es similar al pólipo que le se había extirpado en 2008”, afirmó el médico.

O’Connor subrayó que ahora el mandatario no requiere más atención ni operaciones, aunque sí recomendó una revisión rutinaria en los próximos meses y se instó al presidente Biden a que se realice una nueva colonoscopia en siete o diez años.

O’Connor dijo que Biden estaba “sano y vigoroso”, al tiempo que determinó que el presidente estaba en condiciones de cumplir con su deber.

El presidente “sigue estando en condiciones de cumplir su deber y desarrollar plenamente todas sus responsabilidades sin exenciones ni adaptaciones”, recalcó el médico de cabecera.

El viernes pasado, Biden transfirió brevemente su cargo a la vicepresidenta Kamala Harris para que pudiera someterse al procedimiento médico, lo que la convirtió en la primera mujer en ocupar el poder presidencial en la historia de Estados Unidos. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *