A 23 personas les robaron sus celulares en el Pa’l Norte en Monterrey; los hallaron días después en Ciudad de México

La frase “A Chuchita la bolsearon” recobra carácter luego de que una pareja procedente de Ciudad de México (Cdmx) fuera detenida por elementos de la Policía Estatal de Nuevo León, pues ambos había robado un total de 23 celulares durante del Festival Pa’l Norte, celebrado en los terrenos del Parque Fundidora, en Monterrey.

Los sujetos identificados como Olga Adriana, de 35 años, y José Luis, de 42, tenían en posición cuatro celulares Samsung, dos Motorola, un Huawei y 16 Apple iPhone que robaron a personas asistentes del evento masivo compuesto por varios escenarios con conciertos y espacios de esparcimiento, que se llevó a cabo los días 12 y 13 de noviembre.

La pareja fue imputada por el delito de robo y vinculados a proceso. Sin embargo, por ser originarios de la Ciudad de México, se dispusieron en prisión preventiva como medida cautelar. El juez de control fijó 20 días para el cierre de la investigación. Mientras tanto, la Fiscalía compartió una fotografía de los teléfonos asegurados junto con una lista, para ser identificados por los dueños y entregados al reclamarlos con un documento que acredite su propiedad.

Este tipo de delito es común en festivales masivos. Incluso los delincuentes viajan exclusivamente a cometer robos de celulares a los conciertos, pues aprovechan el tumulto y la distracción para despojar a los dueños de su dispositivo. Otra víctima de estos robos fue Paulina Treviño, de 27 años, a quien le sustrajeron el celular mientras disfrutaba de un concierto en el Pa´l Norte. Días después descubrió que su dispositivo estaba en la Ciudad de México.

Estaba hablando por celular con un amigo y luego colgué y me lo guardé [el celular] en la chaqueta, regresé cinco metros hacia el lugar donde estaba [antes de la llamada] y cuando quise volver a agarrar mi celular ya no estaba.

—Paulina Trevino

Los hechos ocurrieron el 13 de noviembre. Al día siguiente, Paulina presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Nuevo León y colocó su celular en “modo perdido”. En las oficinas de la institución le comentaron que varias personas habían acudido a presentar denuncias similares. Sin embargo, la historia no acabó ahí para Paulina.

Días después, cuando tuvo acceso a otro celular, ingresó a su cuenta y, a través de la aplicación Find my iPhone, localizó su dispositivo en la Plaza de la Tecnología de la Ciudad de México. Sin embargo, al comunicarse con el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto de la ciudadanía (C5) de la Cdmx, le redirigieron con las autoridades de su entidad para continuar con su denuncia.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *