Varón alfa le construyó una casa giratoria a su esposa para que tenga la vista que quiera cuando quiera

Todos soñamos con la casa perfecta que satisfaga todas nuestras necesidades. Espaciosa, con entrada de luz natural, que no sea ni fría ni caliente, un patio grande y habitaciones para todos. Sé que es mucho pedir y que cualquiera se conformaría con armar su terrenito y fincar una casa que se ajuste a sus necesidades y presupuesto, pero ¿por qué no soñar un poco? Es posible que esto nos lleve a tener una casa giratoria como la de Vojin Kusic en Bosnia.

Cuando Vojin Kusic y su esposa Ljbica se casaron, él le construyó una casa normal, de esas que no se mueven. Pero tener una casa normal no era suficiente para su esposa, por lo que los arreglos de su primer morada eran constantes. Ljbica quería tener diferentes vistas. Ella quería que el sol entrara por las habitaciones, pero esto significaba que la sala no daría a la calle y no podrían ver quien pasaba por su patio delantero.

Cansado de derribar paredes y hacer renovaciones en su hogar, Kusic decidió hacerle una casa especial a su esposa y para no caer en duda, le construyó una casa giratoria con la que ella pudiera tener a la vista que quisiera a la hora que se le antojara. Esto no fue un trabajo fácil, ya que el diseño de la nueva vivienda tardó seis años.

Las casa verde con techos rojos ha causado sensación en las inmediaciones de la ciudad de Srbac, y ahora con este hogar-dispositivo, Ljbica puede sentarse en su silla y mirar hacia su patio delantero o su patio trasero, ya que el ‘humilde hogar’ puede girar 360 grados gracias a su base de concreto sobre un eje. El movimiento es impulsado por motores eléctricos y ruedas de un viejo vehículo de transporte militar.

La casa puede hacer un círculo completo durante 24 horas cuando está a la velocidad más lenta, mientras que a la velocidad más rápida puede hacer un círculo completo en 22 segundos. —Vojin Kusic.

Las miradas de los vecinos y transeúntes que pasan de por enfrente (o detrás) de la casa, en algún punto puede ser incómodo para la familia, pero basta con girar la cara de la casa que da a la calle y listo, ahora tendrán un vista más tranquila.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *