Christopher Walken destruyó a propósito una obra original de Bansky mientras grababa una serie

Bansky es uno de los artistas urbanos más reconocidos alrededor del mundo. Sus grafitis han inspirado a muchos pintores callejeros a mostrar imágenes en los muros de las ciudades, en las que se marca el contraste social y político de la obra. Esto le ha otorgado un gran valor en el mercado, haciendo que varias de sus piezas se valúen y subasten en millones de dólares. A pesar de esto, una de ellas acaba de ser destruida para un programa de televisión.

El responsable de esto fue Christopher Walken, quien forma parte del elenco de la serie The Outlaws, un drama producido por la BBC iPlayer, escrito, dirigido y protagonizado por Stephen Merchant, cocreador de la serie The Office. Para la escena final de la temporada de esta serie, el reconocido actor destruyó la obra conocida como La rata al pintar sobre ella.

La serie se desarrolla en la ciudad de Bristol, Inglaterra, de donde Bansky es originario y en donde están sus primeros murales. Walken interpreta a Frank, uno de los siete transgresores de la ley que se vieron obligados a hacer servicio comunitario. En el episodio se puede ver cómo entre la basura encuentra una pintura de una rata hecha en aerosol, sosteniendo dos latas y detrás de ella, la palabra Banksy. En el diálogo discuten sobre ella, pero tras la indicación “menos debates, más pintura”, Walken procede a cubrirla.

Algunos pensaron que se trataba de una imitación que la serie estaba haciendo, pero, de acuerdo a la información de la BBC, un vocero de la producción confirmó que se trataba de una obra auténtica de Bansky. Es claro que al ver el episodio, muchos comenzaron a debatir sobre si estaba correcto o no, ya que si bien se trata de una pintura conocida, muchos de los grafitis del artista anónimo se han hecho de forma vandálica y sin autorización.

Podemos confirmar que la obra de arte al final de ‘The Outlaws’ era un Banksy original y que Christopher Walken pintó sobre esa obra de arte durante el rodaje de esta escena, destruyéndola finalmente.

—Portavoz de ‘The Outlaws’

Cabe destacar que la destrucción se hizo con consentimiento de Bansky, pues había acordado dejar un grafiti en el lugar de rodaje para fines prácticos de la serie, que, de alguna manera, hace una crítica al consumo de arte, el vandalismo y al desapego de los materiales. Después de grabar la escena, la pieza quedó cubierta por pintura.

Por tanto, la destrucción formaba parte del complot.

—Medio alemán Spiegel

No es la primera obra del artista que se destruye. Anteriormente, el mural conocido como Niña con globo sufrió un destino similar. Este fue impreso y colocado en marco para su subasta. Sin embargo, cuando el comprador adquirió la obra por 1.4 millones de dólares, el mecanismo del marco accionó una trituradora por la que cayó la mitad del impreso. De acuerdo a Bansky, fue “una crítica al mercado del arte”. La obra se rebautizó como Love is in the Bin (El amor está en el basurero). La última subasta en la participó esta obra dejó un récord para el artista al pujarse hasta los 25.4 millones de dólares.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *