Will Smith recuerda que una vez estuvo a punto de matar a su padre para “vengar” a su madre

¿A quién no le gusta ver a Will Smith en la pantalla? Desde que lo conocimos en el Príncipe del rap, Will se robó nuestro corazón con su gran espontaneidad y sentido del humor, sin olvidar sus pasos de baile, que marcaron a toda una generación. A partir de ese momento, la carrera de Will ha ido en ascenso, pero llegar hasta donde está no fue del todo fácil. La vida familiar de los famosos puede ser un tanto difícil y este actor estuvo a punto de matar a su padre.

El próximo 9 de noviembre, el actor estrenará su audiolibro de memorias llamado Will narrado con su propia voz, en donde expone los secretos más dolorosos de su vida, incluidos los accidentes traumáticos que tuvo con su difunto padre y los daños que este ocasionó en un futuro. Además, Will se sinceró y admitió que pensó en matar a su padre por los abusos que sufrió su madre a su lado.

En un extracto que People presentó en su podcast PEOPLE Every Day se narra la relación que Will tenía con su padre William Carroll Smith y madre Caroline Bright, una pareja que vivió en Filadelfia, donde criaron a sus tres hijos. El actor cuenta que presenció la violencia intrafamiliar que su padre ejercía sobre Caroline y en una ocasión, un golpe que le propinó en la cabeza provocó que la mujer se derrumbara y sangrara. Una imagen que siempre tendrá tatuada en su mente.

Cuando tenía nueve años, vi a mi padre golpear a mi madre en el costado de la cabeza con tanta fuerza que se derrumbó. La vi escupir sangre. Ese momento en esa habitación, probablemente más que cualquier otro momento de mi vida, ha definido quien soy.

—Will Smith

El padre de Will era violento, pero el artista no desestima que siempre estuvo en cada juego, obra de teatro y recital que tenía. Estuvo en el estreno de cada una de sus películas. Además, escuchó todos los discos y visitó los estudios en donde trabajaba. Era un alcohólico, pero se daba la oportunidad de estar sobrio para compartir los éxitos de sus hijos. Según Will, “el mismo perfeccionismo intenso que aterrorizó a su familia puso comida en la mesa todas las noches de mi vida”.

Will reconoce a la parte pública de su vida como un personaje cuidadosamente elaborado y diseñado para protegerse a él mismo, “para esconder al cobarde”. En sus memorias cuenta un momento que impactó toda su vida. Los padres de Will se separaron en el 2000, el actor mantenía una relación cercana con su padre, pues este estaba enfermo de cáncer. Una noche, mientras él lo cuidaba, el resentimiento se apoderó de él.

Una noche, mientras lo sacaba con delicadeza de su habitación hacia el baño, una oscuridad surgió dentro de mí. El camino entre las dos habitaciones pasa por la parte superior de las escaleras. Cuando era niño, siempre me dije a mí mismo que algún día lo haría. Vengaré a mi madre. Que cuando fuera lo suficientemente grande, cuando fuera lo suficientemente fuerte, cuando ya no fuera un cobarde, lo mataría.

—Will Smith

En medio de las escaleras, Will estaba dispuesto a vengar a su madre y arrojar al viejo por las escaleras. Pudo haberlo hecho sin llegar a más, pues un anciano que se cae por las escaleras no resultaría sospechoso para nadie. Sin embargo, negó con la cabeza y procedió a llevarlo al baño. El señor Smith murió en 2016 y le enseñó varias lecciones intrínsecas a Will.

No hay nada que puedas recibir del mundo material que te genere paz interior o satisfacción. Al final, no importará ni un ápice lo bien que [la gente] te haya amado; solo obtendrás “la sonrisa” en función de lo bien que los amaste.

—Will Smith

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.