Padre lleva a su hija al altar y se detiene para invitar a que el padrastro los acompañe; pocos lo harían

La separación de los padres puede ser tan fácil o difícil como su madurez les permita llevar el proceso. Esto se puede complicar cuando tienen nuevas parejas, porque se establece un vínculo afectivo con los hijos y puede ser todavía más difícil al momento de un evento en el que todos deben convivir, como en una boda.

Jerry Ellenburg, padre de una chica llamada Kelsey Griffith, la acompañaba rumbo al altar, un momento muy especial para ambos, pero de pronto, este hombre se detuvo e invitó al padrastro a que los acompañara, pues también se había ganado ese lugar al cuidar a la novia como a una hija. Sin duda, un momento muy bonito que nos hace reflexionar.

La boda se realizó en Birmingham, Alabama, y el hombre de 55 años iba feliz con su hija, pero de pronto se detuvo e invitó al padrastro a participar en este bello momento y acompañar a Kelsey hasta el altar. Jerry y la madre de la novia se separaron desde hace 20 años. Pasados seis años, la madre se casó con Andy Wallace, ahora de 60.

Andy no estaba enterado de que sería invitado a ir con la chica rumbo al altar, por lo que estaba muy conmovido, ya que pensaba que el padre nada más le estaba dando la mano, pero lo estaba llevando a compartir este momento tan especial, lo que nos habla del buen trabajo del padrastro y de la madurez del padre.

Se casaron cuando yo tenía 13 años, así que también he crecido con mi padrastro. He tenido la suerte de tener una excelente relación con mi padre y mi padrastro durante toda mi vida. Ambos papás se llevan muy bien, a mis amigos siempre les sorprendía saber lo bien que se llevaban. Juegan al golf juntos y mi papá siempre está presente, aparte de las fiestas y los cumpleaños.

-Kelsey Griffith

El día anterior, durante el ensayo de la boda, Jerry le dijo a su hija que tenía la intención de invitar a Andy, así que entre ambos elaboraron un plan. Le pidieron al padrastro que se sentara a la mitad del lugar, para que todavía hubiera un buen tramo de caminata hacia el altar en el que él participara, y luego, de forma sorpresiva, el padre lo unió a la marcha.

Estaba nerviosa y emocionada porque quería asegurarme de que todo saliera bien, pero tampoco podía esperar a ver la reacción de Andy. Después, escuchamos lo sorprendido que estaba mi padrastro y estaba muy agradecido con mi papá por incluirlo.

Kelsey compartió este momento a través de TikTok y de inmediato recibió miles de likes y una gran cantidad de comentarios para felicitar al padre de la novia por este gesto, que no es nada fácil, pero que demuestra todo lo que se hace por ver feliz a los hijos. Incluso el novio estaba tan conmovido que no pudo contener el llanto.

La actitud de esta familia es un claro ejemplo de que si las cosas no funcionan como pareja, eso no tiene por qué afectar posteriores relaciones, sino que se puede llevar una vida en paz y encontrar la forma en que todos disfruten y estén felices.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.