Lo despidieron por ser “un hombre blanco” y ganó 10 millones de dólares en juicio contra la empresa

Algunas personas odian su trabajo y hacen todo lo posible (o lo menos posible) para que sus jefes los despidan y acceder a los beneficios de un finiquito y otras prestaciones. Pero en ocasiones, los jefes toman decisiones sobre la permanencia de los empleados que no se cumplen del todo. Una de estas extrañas formas de administrar las empresas las sufrió David Duvall, a quien lo despidieron de su trabajo “por ser un hombre blanco”. El chiste podría contarse solo, pero Duvall presentó una demanda a su empresa por discriminación y le ganó en los tribunales por 10 millones de dólares.

Duvall era el vicepresidente senior de Marketing y Comunicación de Novant Health. Comenzó a trabajar en agosto de 2013 y fue despedido abruptamente el 30 de julio de 2018. Él argumenta en su demanda que su puesto fue ocupado por dos mujeres, una de raza blanca y otra de raza negra. Dice que el despido fue “con el propósito expreso de aumentar la diversidad racial y de género entre los ejecutivos de Novant” y acusó a la empresa médica de violar el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de los Estados Unidos.

En 2019, Duvall, con residencia en Michigan, presentó una demanda contra Novant Health y ambos se vieron en los tribunales. Después de que las partes argumentaron frente a David S. Cayer, un juez federal de Charlotte, Carolina del Norte, el fallo fue a favor de Duvall, ya que no se encontró que la empresa tuviera otros motivos para despedirlo, independientemente de su raza. Esta decisión también señaló el pago de 10 millones de dólares de indemnización por los daños punitivos.

“El mensaje no es abandonar la diversidad y la inclusión, es hacerlo legalmente”, mencionó Luke Largess, abogado de Duvall. De la misma manera expresó que Duvall fue un defensor de la diversidad en Novant y que la indemnización “es un mensaje de que un empleador no puede despedir y reemplazar a los empleados para lograr una mayor diversidad en la fuerza laboral”.

Estamos extremadamente decepcionados con el veredicto, ya que creemos que no está respaldado por la evidencia presentada en el juicio, que incluye nuestra razón para la terminación del Sr. Duvall. Buscaremos todas las opciones legales, incluida la apelación, durante las próximas semanas y meses.

—Megan Rivers, portavoz de Novant Health

Novant Health, con sede en Winston-Salem, Carolina del Norte, es una empresa del ramo de la salud que emplea a más de 35 mil trabajadores y tiene más de  2300 médicos en casi 800 ubicaciones en tres estados de Estados Unidos, los cuales atienden a más de seis millones de pacientes al año.

Rivers concluyó su argumentación diciendo que la empresa implementa programas de diversidad e inclusión que “pueden coexistir junto con políticas sólidas no discriminatorias que se extienden a todas las razas y géneros, incluidos los hombres blancos”. De la misma manera aseguró que el veredicto no cambiará el compromiso de Novant con la diversidad, la inclusión y la equidad.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.