Con cuidado, es un héroe… Amigo cargó 48 cervezas por todo el estadio para ver el futbol con sus panas

Si hay algo mejor que ver un partido de futbol en el estadio con tus panas, es hacerlo acompañado de tu amiga inseparable: la cerveza. Sin embargo, si has comprado bebidas en estos eventos, entonces sabes lo difícil que es llevarlas al asiento después de adquirirlas, en especial si son muchos vasos, por lo que muchos optan por cargarlos todos en un solo viaje, como Christian Roetgering.

Roetgering, un chico de 23 años originario de Países Bajos, fue captado sosteniendo nada más y nada menos que 48 vasos de cerveza mientras se movía por el estadio De Grolsch Veste hasta su asiento en un partido del FC Twente contra la plantilla del Willem II.

Roetgering tuvo que subir escaleras y cruzar pasillos para realizar su hazaña y llegar al lugar donde estaban sus amigos. Según contó en una entrevista para The Sun, siempre que hay juego, él sale con sus amigos a verlo y uno del grupo se encarga de llevar las cervezas.

Era mi turno y no me apetecía tener que ir y venir al bar. Así que decidí conseguirlo todo en una sola visita.

Si te quedaste impresionado con la habilidad de mesero de bar que tiene este chico, déjame decirte que es un talento de su grupo de amigos, que “por ahorrar la fatiga” han llevado hasta 50 cervezas en un solo viaje. Sin embargo, ninguno de ellos quedó documentado por fotos y videos como Roetgering, quien adquirió popularidad en Instagram después de que sus imágenes se volvieran virales.

Debo haber tenido 300 solicitudes de amistad en Instagram. Estaba viendo lo más destacado en la televisión el domingo y mi teléfono explotó.

Cuando Roetgering llegó al bar, convenientemente de una marca que patrocina a su equipo, el personal no se negó en ningún momento en darle una pinta tras otra ni le puso un schtop, como se diría alto en neerlandés. Pero no lo culpamos, es más, creemos que necesitaba tal cantidad de bebidas porque, desafortunadamente, su equipo, el Twente, no pudo ganar el encuentro y quedó empatado uno a uno.

Sin embargo, debió ser un juego interesante porque el Twente llevaba una ventaja temprana hasta que expulsaron a uno de sus hombres. Por otra parte, el equipo rival tenía nada más que al serbio Luka Ilic, quien fue mediocampista del Manchester City, así como a Ricky van Wolfswinkel, quien jugó durante un año para el Norwich City de Inglaterra. Así que con ese juego, unas cuantas cervezas no estarían mal.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.