Renata Bravo fue nuevamente eliminada de El Discípulo del Chef

En el episodio de El Discípulo del Chef de este jueves, Renata Bravo se convirtió en la nueva eliminada luego de no haber convencido al jurado con su postre junto con Helénia Melán.

Finalmente la comediante tuvo que abandonar la competencia entre lágrimas. “Nunca pensé que iba a llegar tan lejos en la competencia. La verdad es que entré sin ninguna fe, yo cocino en mi casa para salvar, súper de manera casera y he aprendido tanto, tanto, que nunca pensé que iba a aprender tanto. Ay, no puedo hablar, perdón”, dijo para luego romper en llanto.

Una vez que recuperó, explicó que “me emociono porque llevo tantos años trabajando en televisión que trabajar acá fue de verdad un placer. Yo creo que la gente no logra dimensionar en una hora y media, que es lo que dura el programa, lo que se vive acá dentro, es espectacular. Los compañeros, los chefs, la humanidad que hay acá”.

“He tenido mucha suerte en mi carrera profesional de tener muy buenos compañeros la mayoría de las veces, pero acá un lote de gente que somos todos distintos, distintas profesiones, distintos oficios. Sin embargo, todos priorizamos la calidad humana y eso es impagable. Además aprendimos a cocinar.Pero yo me quedo con la gente que conocí, con lo aprendido con los chef que de verdad son extraordinarios”, añadió.

Una de las más emocionadas con la partida de Renata Bravo de El Discípulo del Chef fue Jacqueline Pardo, quien no pudo dedicarle palabras debido a la emoción. “La quiero mucho, estoy con muchos sentimientos encontrados”, dijo, escuetamente. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.