“No sabes quién soy”: Mujer ocupa 3 espacios solo porque sí; es esposa de un mayor del Ejército de Colombia

Por todo el mundo hay personas que no respetan a los demás y es muy común que obstruyan lugares de estacionamiento sin que les importe. Además, es aun peor si alguien les dice algo, pues responden de forma grosera o prepotente, lo que los hace todavía más insoportables, como en el caso que te presentamos a continuación. Seguro te has encontrado con alguien así.

Resulta que en Bogotá, Colombia, una mujer estacionó su camioneta de forma horizontal en espacios donde uno debe acomodar su vehículo verticalmente, de tal forma que ocupó el espacio de tres vehículos en lugar de uno, algo que generó la indignación de las personas, pero lo peor vino cuando le reclamaron por su falta de respeto.

Esta mujer estacionó su Mazda CX-5 de manera horizontal y no se trató de un descuido, sino que “le valió” y dejó el vehículo ahí. Cuando el guardia de seguridad del estacionamiento se acercó para pedirle que la acomodara correctamente, la mujer se puso furiosa y se negó a hacerlo, es más, siguió caminado sin hacer caso del hombre que trataba de cumplir con su trabajo.

Otra persona que se encontraba en el estacionamiento llamó a las autoridades, quienes acudieron al lugar y encontraron una ficha de identificación del esposo de la mujer y dueño del vehículo. Aunque no hubo más detalles, se supo que se trata de un mayor de la División de Fuerzas Especiales del Ejército de Colombia. Para evitar a los oficiales, la mujer le marcó a su marido…

No estamos seguros de lo que el mayor le dijo, pero luego de terminar la llamada, la mujer le comentó a los oficiales que “tiene el permiso para estacionarse así”. Después se subió a la camioneta y los representantes de la ley no hicieron nada por detenerla, así que simplemente se fue del lugar, sin multa ni nada. Uno de los policías grabó el momento en que la mujer, todavía indignada, se va sin más.

La señora es la esposa del mayor, que, por cierto, estaba trabajando y no sabía lo que acababa de hacer su señora. A él lo llama un subintendente de la policía para que parquee bien el carro. Él la llama, ella vuelve y le dice a la policía que tenía permiso de parquear así.

-Oficial de vialidad

De esta forma, la mujer salió bien librada a pesar de no respetar los lugares de estacionamiento y, lo peor, de portarse de forma grosera con la autoridad. Seguramente, los oficiales de vialidad no quisieron meterse en problemas con el mayor del ejército y la dejaron ir. Un caso más de las tonterías que puede hacer alguien que siente un poco de poder. Ojalá que al menos su marido hable con ella y evite que esto se repita.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.