Cosas de primer mundo: Gobierno de China presenta una iniciativa para castigar a los padres si sus hijos se portan mal

La falta de valores dentro de la familia es uno de los factores que desencadenan una mala conducta por parte de los hijos, lo que puede desembocar en que cuando sean adolescentes o en la edad adulta cometan delitos. Esto no es nuevo, pues infinidad de estudios y especialistas han hablado sobre este tema y al menos en China están tomando medidas al respecto.

Para dar solución al problema de la delincuencia juvenil en las calles, las autoridades decidieron endurecer las medidas, pero en contra de los padres, porque los consideran como los principales responsables de la conducta de sus hijos. A partir de ahora, los progenitores podrán ser castigados por las faltas de sus herederos.

La Comisión de Asuntos Legislativos de la Asamblea Popular Nacional (APN) de China presentó una iniciativa ante el Congreso del país para que se castigue a las familias de los “niños mal portados”. Además, se lanzará todo un programa integral para erradicar las conductas delictivas en los menores.

Este programa incluye actividades educativas y deportivas para alejar a los jóvenes de conductas negativas. Además, se trabajará para eliminar la adicción a los videojuegos en línea, en los que niños y jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo, ya que esto lo consideran nocivo para su salud física y mental.

Zang Tiewei, portavoz de la asamblea, dijo que los padres son los responsables de no inculcar valores como el respeto, la disciplina y el orden en sus hijos, por lo que también estarán obligados a participar en los cursos de educación familiar que se impartan.

Además, los padres de familia estarán obligados a organizar de mejor manera el tiempo de sus hijos, de tal forma que puedan estudiar, jugar, descansar y hacer ejercicio. De hecho, desde hace unas semanas, el Ministerio de Educación limitó las horas de juego en línea y también prohibió cualquier tipo de actividad escolar fuera del aula, es decir, eliminó las tareas.

El Parlamento de China asegura que la adicción a los juegos en línea es una forma de “opio espiritual” para los niños y jóvenes. En conjunto con la educación que reciban en sus hogares se espera mejorar la vida de este sector de la población y evitar que se metan en problemas como las drogas o la delincuencia. Si vivieras en China, ¿te castigarían por la mala conducta de tus hijos o los has educado bien?

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.