5 Películas malísimas que por poco arruinan la saga entera; ¿en qué estaban pensando con ‘Batman & Robin’?

Existen películas que trataron de darle un nuevo sentido a franquicias bien establecidas y con ciertos códigos visuales que no se pueden cambiar así como así. Ya sea por una mala historia o por pésimas decisiones en el casting, estos filmes fueron un verdadero fiasco.

Estas cinco películas fueron tan malas que casi arruinan toda la saga alrededor de ellas, pues en algunas, la trama fue infumable y en otras se exageraron las personalidades de sus protagonistas. La verdad es que puedes volver a verlas solo si aguantas la incomodidad que provocan.

1. Terminator: Génesis

Para muchos fans de estas películas, todo acabó con la segunda entrega. Luego de estas dos cintas, los estudios de cine han intentado crear toda una trama alrededor de Terminator con un montón de giros argumentales. La aparición de Arnold Schwarzenegger rejuvenecido prometía mucho, pero el filme terminó por estar lleno de diálogos intrascendentes y actuaciones muy planas.

2. Duro de Matar 4.0

Con Duro de matar, Bruce Willis le hizo frente a otros héroes de acción que tenían historias llenas de enemigos de otros mundos. Esta franquicia consolidó a Willis como el policía rudo por excelencia. Sin embargo, en su entrega del 2007, Un buen día para morir, parece que los guionistas perdieron la esencia del personaje y lo retrataron de manera más libre, por no decir boba.

3. Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal

Se suponía que esta cinta sería el regreso épico de Harrison Ford a las pantallas como el arqueólogo intrépido, pero la historia se les salió de las manos a los guionistas y productores. La presencia de alienígenas y la casi inmortalidad de Jones fue un gran fiasco para los fans de la saga, por lo que la franquicia se puso en pausa desde aquel lejano 2008.

4. Spider-Man 3

Spider-Man, de Tobey MaGuire, marcó el tremendo inicio de las películas de superhéroes tal y como las conocemos y entendemos hoy en día. Las primeras dos entregas estuvieron llenas de escenas icónicas y villanos de calidad, con las interpretaciones de Willem Dafoe y Alfred Molina. En resumen, todo iba muy bien, hasta la tercera entrega, donde la etapa emo de Peter Parker arruinó totalmente la película. Además, el amontonamiento de personajes no la hizo avanzar de manera correcta.

5. Batman y Robin

Luego de que Tim Burton dejara de ser el director de las películas de Batman, los filmes del murciélago intentaron mantener la esencia macabra que Burton había impreso en la saga, pero no lo lograron y, en su lugar, se volvieron exagerados. Batman eternamente, con Val Kilmer, estuvo bien, pero Batman y Robin, con George Clooney, fue todo un fracaso. La cinta intentó retomar el humor del superhéroe de los años 60, pero lo llevaron muy lejos, hasta los trajes tenían marcados los pezones de los superhéroes y con eso decimos todo lo que está mal en esta versión caricaturesca del hombre murciélago.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.