¿Qué pasó en Texas? Un tiroteo en una preparatoria de Arlington deja 4 heridos y 1 sospechoso detenido

Otro tiroteo más en una escuela de Estados Unidos que ensombrece el rostro de la nación americana. La mañana de este miércoles en Arlington, Texas, un estudiante de preparatoria abrió fuego contra sus compañeros y huyó del lugar. El ataque tuvo lugar en la Timberview High school. Según las autoridades, el tiroteo fue producido en medio de una pelea de estudiantes, entre los que se encontraba Timothy George Simpkins, el presunto agresor de 18 años.

La comunidad estudiantil fue puesta a salvo por la policía, pero cuatro personas resultaron heridas, de las cuales tres fueron hospitalizadas y una declinó el tratamiento al sufrir solo heridas leves. Kevin Kolbye, el subjefe del Departamento de Policía de Arlington, informó que recibieron el llamado de auxilio alrededor de las 9:15 a.m. luego de que reportaran haber escuchado disparos en el segundo piso de la institución educativa.

Los heridos fueron un niño de 15 años que se encuentra hospitalizado en estado crítico, pues fue sometido a cirugía y está en cuidados intensivos, otro hombre de 25 años, el maestro de inglés, que se encuentra mejor, y una estudiante que fue dada de alta el mismo día por la noche y que solo presenta una quemadura por roce de bala. Además, una mujer embarazada que fue empujada durante la riña, pero que se encuentra bien. Sin embargo, las autoridades señalan que no se trata de un ataque escolar premeditado ni tiene las características de las masacres en otras escuelas.

El tiroteo no fue un acto de violencia al azar y fue cometido por un estudiante que estaba en una pelea y sacó un arma. Esto no es alguien que ataca nuestras escuelas. Este es un estudiante – creemos ahora mismo, preliminarmente, que fue un estudiante – se metió en una pelea y sacó un arma.

Kolbye explica que todo sucedió en el calor de una pelea, donde Simpkins sacó un arma y disparó contra sus contrincantes. Al principio, el agresor huyó instantáneamente del lugar en un carro, pero las autoridades lograron dar con él varias horas más tarde, aproximadamente a la 1:15 p.m., por lo que ahora enfrenta cargos de asalto agravado con arma de fuego.

Además, Kolbye dijo que se recuperó un arma calibre 45 en las calles de Grand Prairie, Texas, la cual está siendo estudiada para determinar si fue la pistola usada en el ataque. Por otro lado, el Distrito Escolar Independiente de Mansfield informó que la escuela se encuentra cerrada mientras se esclarecen los hechos.

A últimas horas, Carol Harrison Lafayette, familiar de Timothy George Simpkins, expresó para la televisión local que Timothy actúo en defensa propia y que deben esclarecerse los hechos con veracidad:

Tenía miedo. Tenía miedo. Hay un vídeo que se ha difundido en las redes sociales en el que se ve que le estaban atacando. No era solo una persona la que le atacaba y le intimidaba, y le quitaba el dinero, le acosaba por el hecho de que tenía más cosas que quizá otros. La decisión que tomó, tomar el arma, no la justificamos. No estuvo bien. Pero estaba tratando de protegerse. Esperamos que el departamento de policía haga la investigación correctamente.

Simpkins fue trasladado a la cárcel del condado de Tarrant el jueves por la mañana y su fianza se fijó en 75 000 dólares. Las autoridades señalaron que la escuela no cuenta con detector de metales, pero el verdadero problema es el fácil acceso a las armas que tiene cualquier persona en Estados Unidos.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.