La triste historia de Max Wright: de la fama de ‘Alf’, a estar sumido en las drogas y estar con vagabundos

Alcanzar la fama no es algo sencillo, pero es todavía más difícil mantenerse y no caer en las tentaciones que la popularidad puede traer. No son pocos los casos de celebridades que terminan en condiciones deplorables por sus excesos y que pierden todo lo que un día ganaron con su trabajo en el mundo del espectáculo.

Max Wright tuvo su gran momento de brillar en la popular serie de Alf, donde interpretaba al padre de la familia que recibe al extraterrestre y lo oculta en su casa. Sin embargo, después de terminar la serie no pudo alcanzar de nuevo el éxito, sobre todo porque se entregó a los vicios, que poco a poco fueron terminando con su carrera, su familia y su vida.

Alf se estrenó en 1986 y durante cuatro años se mantuvo como una de las series favoritas del público, al que le encantaban las ocurrencias de este extraterrestre que le gustaba comer gatos y todo lo que la familia Tanner tenía que hacer para que los vecinos no descubrieran al peludo alienígena. Max tenía el papel de Willie, un tranquilo trabajador social y padre de familia.

Este actor comenzó su carrera desde 1968 y para el momento en que fue parte del elenco de Alf ya tenía un buen recorrido en otras series, películas y en teatro. Tenía 43 años cuando le llegó la fama y todo parecía indicar que lo mejor en su vida estaba por venir, pues después siguió trabajando e incluso tuvo una nominación a un premio Tony por su actuación en una obra de Broadway.

El actor recorrió prácticamente todos los teatros en Estados Unidos e incluso fue parte del elenco de Friends en las primeras dos temporadas, donde interpretaba a Terry, el gerente del Central Perk, el café donde el grupo de amigos se reunía. Después de esto continuó con su trabajo en teatro, hasta el año 2010.

En el año 2000 fue detenido por conducir en estado de ebriedad y esa fue la primera señal de alerta. En 2003, la policía lo volvió a arrestar por el mismo motivo. Sin embargo, en 2012 llegó el mayor escándalo, pues varios medios publicaron imágenes de un supuesto video para adultos en el que aseguraban que Max aparecía con dos hombres.

Para ese momento, Max ya luchaba contra el alcoholismo, el consumo de drogas y el cáncer que lo aquejaba, lo que había deteriorado su organismo. Además, su aspecto físico no coincidía con la persona que aparece en las imágenes. Sin embargo, a pesar de que todo parecía indicar que no era él, el daño ya estaba hecho y todo el mundo lo señalaba como drogadicto y promiscuo por tener relaciones íntimas con indigentes.

El supuesto “director” de la película aseguró que sí se tratada de Max Wright e incluso dijo que estaba tan descontrolado por el consumo de crack que ni siquiera le importó tener contacto sin protección con los dos hombres que aparecen en el video. Esto provocó el desencanto de sus seguidores y severos problemas familiares.

Esta situación lo alejó de la actuación y lo sumió en una fuerte depresión. Max permaneció lejos de los reflectores desde ese escándalo hasta que el linfoma que padecía, al cual había vencido en varias ocasiones, volvió a aparecer y le causó la muerte el 26 de junio de 2019, en un total aislamiento.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *