Estudio afirma que el COVID-19 sería una enfermedad vascular y no respiratoria

Un estudio publicado en la reconocida revista científica Circulation Research afirmó que el COVID-19, enfermedad generada tras el contagio con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sería una dolencia vascular y no respiratoria como se planteó desde su descubrimiento y como ha sido descrito por la OMS.

El análisis buscó determinar el daño que provoca el virus al sistema vascular a nivel celular, tomando en cuenta los síntomas y secuelas mostrados por diversos pacientes infectados. Los hallazgos, según los autores del trabajo, permitirán que los enfermos reciban tratamientos más efectivos para superar su estado crítico.

“Mucha gente piensa que (el COVID-19) es una enfermedad respiratoria, pero en realidad es una enfermedad vascular. Eso podría explicar por qué algunas personas sufren derrames cerebrales y por qué otras tienen problemas en otras partes del cuerpo”, aseguró el investigador y coautor del estudio Uri Manor, del Instituto Salk, en Estados Unidos.

El experto afirmó que “el punto en común entre ellos (los síntomas) es que todos tienen un trasfondo vascular”.

Para alcanzar sus conclusiones, los encargados de la investigación crearon un “pseudovirus” rodeado por las proteínas de la corona clásica del SARS-CoV-2, pero que no contenía el virus real. La exposición a este virus provocó daño en pulmones y arterias de un modelo animal, demostrando que la proteína por sí sola era suficiente para causar la enfermedad.

Además, las muestras de tejido mostraron inflamación en las células endoteliales que recubren las paredes de la arteria pulmonar.

Hasta el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito la enfermedad de COVID-19 basada principalmente en síntomas respiratorios como la tos y la dificultad para respirar. A esto se suma la fiebre y el cansancio, además de otras dolencias como la pérdida del gusto y el olfato, las erupciones cutáneas, diarrea, dolor de cabeza, dolor de garganta, náuseas o vómitos y escalofríos, entre otros.

Al respecto, también se refirió el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac, durante el balance diario sobre la pandemia de COVID-19 en nuestro país entregado por el Ministerio de Salud (Minsal).

Dougnac aseguró que todo el organismo que es infectado por el virus es afectado, lo que se puede identificar primero y más comúnmente en los pulmones y luego en otros órganos, como los riñones. El subsecretario agregó que todos los estudios que se están desarrollando buscan conocer de mejor manera cómo afecta al organismo el SARS-CoV-2.