Brasil supera las 400.000 muertes por coronavirus

Brasil superó las 400.000 muertes por coronavirus tras lamentar otros 3.001 fallecidos en la última jornada, un nuevo umbral superado por el país que enfrenta una crítica situación por la pandemia.

Con 14.590.678 casos acumulados, 69.389 confirmados en las últimas 24 horas, el país alcanzó los 401.186 fallecidos por el COVID-19, según el último balance del Ministerio de Salud.

En este sentido, el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) lamentó que se han necesitado solo 36 días para que se contaran 100.000 muertes más en el país.

Hasta el momento, el Brasil aplicó 46,3 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus, con 31,2 millones de personas que recibieron al menos la primera dosis y 15,1 millones que adquirieron ya el esquema completo, de acuerdo a los datos del consorcio de medios de comunicación que analiza la pandemia a diario.

Mientras preocupa la escasez de vacunas que se ha presentado en los últimos días en algunos municipios brasileños por el retraso en las entregas de inoculadores por parte del Ministerio de Salud, este jueves el país ha recibido el primer millón de dosis del inmunizador de Pfizer.

Así, la cartera de Salud distribuirá las unidades entre las capitales del país de manera proporcional entre el viernes y el sábado, recoge el medio G1. El ministro Marcelo Queiroga celebró este “importante” hecho para Brasil y ha elogiado el trabajo del Gobierno en la búsqueda de vacunas.

Por otro lado, la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de la gestión de la pandemia por parte del Gobierno aprobó un requisito de información sobre las salidas del presidente, Jair Bolsonaro, en el Distrito Federal durante el periodo de crisis sanitaria.

En concreto, se solicita a la Presidencia que envíe un archivo electrónico que contenga registros, como fecha, lugar y autoridades involucradas, relacionados con el desplazamiento del mandatario desde el 1 de marzo de 2020. Bolsonaro suele salir en el Distrito Federal y a lo largo de la pandemia se le ha podido ver entre aglomeraciones y sin mascarilla.