INTA alertó por disminución de seguridad alimentaria

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA) expresó su preocupación por la disminución en la seguridad alimentaria del país por la pandemia de COVID-19, la que provocó la reaparición de focos de desnutrición y crecimiento en la obesidad infantil.

Francisco Pérez Bravo, director de la entidad, planteó que Chile presenta dificultades para acceder a alimentos saludables, básicamente por la incapacidad de poder solventar las necesidades de la población.

“La seguridad alimentaria es el escenario cuando existen, para todas las personas, en todo momento, acceso a alimentos eficientes inocuos y nutritivos. Es la disponibilidad de alimentos y que estos sean suficientes, sanos y seguros; y que cubran las necesidades nutritivas de la población”, explicó el experto en declaraciones a radio Futuro.

Pérez Bravo precisó que “la información liberada por Junaeb y Elige Vivir Sano en marzo de este año es clara. Lo muestran datos recabados en jardines y colegios, con más de 700 mil encuestados. También se mantiene la obesidad total y aparece un ascenso en la prevalencia de desnutrición“.

“64% de obesidad de observa en niños de quinto básico, en una etapa del desarrollo donde se van a marcar muchas características que se mantendrán en la adultez. Entonces hay que trabajar en la prevención y disminuir al costo que sea esto porque va a ser un costo relevante para el futuro en términos de salud, con diabetes e hipertensión en jóvenes”, agregó.

El director del INTA afirmó que en un año de pandemia “se ha modificado la curva a la baja en la seguridad alimentaria”, con la reaparición de la desnutrición en algunos sectores.

“Hay que mirar el contexto latinoamericano. La inseguridad alimentaria en Chile es del 13% y en Argentina llegó al 32% y el número de casos con desnutrición crónica fue de 75 mil niños. Por eso hay que poner más alerta para que las cifras en Chile no vayan subiendo, lo que va a afectar a los dos polos: nos vamos a encontrar con mayor desnutrición y mayor obesidad”, agregó.

Pérez Bravo aseguró que es urgente tomar medidas para construir una “política pública integral” que permita recuperar los espacios en seguridad alimentaria, abarcando al sistema escolar y el sistema de salud primaria.