Vladimir Putin decreta una semana de feriado para frenar el avance de la pandemia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró como feriados toda la primera semana de mayo como medida para frenar el avance del coronavirus.

Según indicó The Moscow Times, esta decisión apunta a reducir el impacto de una nueva ola que afecta al país, ya que se espera que con esto se controle el flujo de personas durante los días festivos.

“Si creen que es necesario, firmaré hoy el decreto”, declaró Putin previo a decretar el feriado de los días.

El anuncio contempla como feriados los días entre el 3 y el 8 de mayo. Como el 1, 2, 3, 8, 9 y 10 ya son feriados, el resultado sería que los rusos no estarían obligados a trabajar del 1 al 10 de mayo.

Según la directora de la agencia sanitaria rusa, Rospotrebnadzor, Anna Popova, la pandemia estaba retrocediendo en Rusia, pero el ritmo de reducción de casos y decesos no ha sido tan rápido en las últimas semanas.

“Estamos atascados y en algunas regiones (…) hay una tendencia que muestra que la situación podría complicarse”, dijo.

“No podemos bajar la guardia. El coronavirus no ha sido derrotado completamente, sigue siendo una amenaza directa. Vemos lo dramático que es la situación en muchos países, donde el número de infecciones está aumentando”, dijo Vladimir Putin en una conferencia de prensa televisada.

“Con estas medidas aspiro a una inmunidad colectiva en Rusia hacia el otoño”, agregó.

Según el registro de la Universidad Johns Hopkins, Rusia registra 4.691.290 personas contagiadas y 105.718 fallecidos desde el inicio de la pandemia.