Parricidio en Punitaqui: madre de niño asesinado quedó en prisión preventiva

El Juzgado de Garantía de Ovalle decretó prisión preventiva contra J.A.C.T., imputada por el delito de parricidio en contexto de violencia intrafamiliar contra su hijo de 7 años, a quien agredió con un cinturón, una cuchara de madera, golpes de pie y manos hasta ocasionarle la muerte, en la comuna de Punitaqui.

En la audiencia de formalización se entregó el detalle de la autopsia emitida por el Servicio Médico Legal, donde se señaló que el estudiante de 2° año básico falleció producto de un edema pulmonar traumático por politraumatismos.

El hecho ocurrió la tarde del martes, luego que la mujer quedara sola en el hogar con sus dos hijos, de 5 y 7 años, a quienes adoptó junto a su esposo en 2017 debido a la imposibilidad de tener hijos. Su marido trabaja en la mina y horas antes lo acompañó a tomar el bus en dirección a Calama.

Durante esa tarde, el menor de edad, de iniciales M.A.C.C., se encontraba junto a su hermano y la mujer, quien sin razón ni justificación alguna comenzó a agredirlo.

A raíz de la golpiza, el niño empezó a convulsionar y la mujer se asustó. Por ello, llamó a Carabineros para solicitar una ambulancia en el domicilio, porque, según dijo mientras lloraba y gritaba al teléfono, “al parecer lo maté”.

Al no tener respuesta por una ambulancia, la mujer llegó en una camioneta al Cesfam de Punitaqui, donde su acompañante ingresó de urgencia al niño a un box para su pronta atención, y ella se acercó a personal policial a quien le dijo “lo maté, lo maté, le pegué, se cayó de la cama, lo maté”.

Una funcionaria del Cesfam informó que el niño recibió “reanimación cardiovascular durante 30 minutos”, según lo señalado en la audiencia de formalización, sin resultados. A las 20.25 horas, se constató su muerte.

De acuerdo a lo expuesto por el fiscal de Ovalle, Carlos Jiménez, el pequeño llegó al Cesfam con hematomas y múltiples laceraciones por todo su cuerpo.

Tras constatarse la muerte, la mujer fue detenida e imputada por el Ministerio Público por el delito de parricidio. En tanto, el otro hijo de 5 años fue entregado al cuidado de su padre, quien regresó en horas de la madrugada a Punitaqui.

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, al igual que el Ministerio Público, solicitó la prisión preventiva de la mujer, de 33 años, ya que es “un evidente peligro para la sociedad y para su otro hijo, que tuvo que presenciar la golpiza que le quitó la vida a M.A.C.C.”.

El Juzgado de Garantía de Ovalle decretó, finalmente, su prisión preventiva y 90 días de plazo para la investigación por el delito de parricidio en contexto de violencia intrafamiliar ocurrido en Punitaqui.