Persecución, disparos y detenidos: el tenso día en perímetro de acceso a la casa de Piñera

Una tensa jornada se vivió ayer en el perímetro de acceso a la casa del presidente Sebastián Piñera, ubicada en el sector de San Damián, en la comuna de Las Condes, tras registrarse dos incidentes que terminaron con dos detenidos, disparos y una persecución.

Todo comenzó minutos antes de las 15 horas, cuando un vehículo de color rojo, con dos ocupantes, llegó hasta las cercanías de la vivienda del mandatario, donde hay un control permanente de Carabineros.

En ese instante, las personas identificadas como Pedro Tabilo Maluenda y Luis Poblete Pinto, les señalaron a los uniformados que “vamos a la casa del presidente”.

Por ello, el funcionario policial que controlaba el perímetro llevó a cabo el protocolo y consultó en los sistemas si estas personas tenían agendada una visita al domicilio, lo que fue descartado de inmediato.

Por lo anterior, el carabinero les preguntó el motivo por el que iban a la casa de Sebastián Piñera. “El presidente me invitó a tomar un vaso de agua”, respondió uno de los sujetos, de acuerdo a lo informado por el general Jean Camus Dávila, Jefe de Zona Santiago Este.

Tras la segunda negativa para acceder a la calle donde vive el mandatario, Carabineros les realizó un control de medidas sanitarias por la cuarentena total decretada en la Región Metropolitana y quedó al descubierto que no contaban con permiso de desplazamiento.

Estas personas, sin antecedentes penales, fueron detenidas por infringir el artículo 318 del Código Penal.

Pasadas las 20 horas, un segundo hecho se registró en el sector, luego que una mujer llegara en un BMW e intentara traspasar el perímetro para llegar a la vivienda de Piñera.

Al momento de ser controlada por Carabineros, un peatón llegó al lugar y la acusó de haber lanzado una botella contra una vivienda metros más atrás.

A raíz de eso, empezaron a llegar más uniformados al lugar, por lo que la mujer echó marcha atrás para huir del sector y chocó un vehículo policial.

Posteriormente, se inició una persecución en la que se registraron dos disparos. Finalmente, la mujer logró escapar.

Sin embargo, la SIP de Carabineros tomó la placa patente del vehículo, que tenía registro en la comuna de Quilicura, y llegaron hasta ese lugar a tomar detenida a la joven, de 26 años, quien tenía antecedentes policiales.

Durante esta jornada, la mujer enfrentará a la justicia por poner en peligro la salud pública y por atentado a la autoridad.