Parricidio en Punitaqui: niño de 7 años murió tras recibir correazos de su madre

Carabineros de Punitaqui detuvo a una mujer por su presunta participación en el delito de parricidio tras llevar a su hijo de siete años a un Cesfam de la comuna, quien murió durante su atención médica, tras haber recibido golpes con un cinturón.

El hecho se produjo pasadas las 20 horas del martes al interior de una vivienda ubicada en la población Canchas de Higueritas, donde la madre dio varios correazos al estudiante de 2° básico de la escuela Sali Hochschild de Punitaqui. Producto del castigo, el niño habría empezado a convulsionar.

En ese momento, la mujer decidió trasladar al pequeño a un centro asistencial para una atención médica de urgencia, según constató El Ovallino.

Sin embargo, el niño habría fallecido producto de las agresiones recibidas, pese al esfuerzo del personal de salud para mantenerlo con vida.

El hecho fue notificado por el Cesfam a Carabineros, para que se presentaran en el recinto y pudieran constatar la muerte del menor de edad y tomaran detenida a la madre, quien no registra antecedentes penales ni causas por violencia intrafamiliar.

Los antecedentes fueron derivados al Ministerio Público, quien instruyó las diligencias a la Brigada de Investigación Criminal de la Policía de Investigaciones.

“El menor de edad tiene lesiones que fueron generadas por terceras personas. La causa de muerte será determinada por el Servicio Médico Legal de Ovalle. Hasta el momento hay una persona detenida y estamos en pleno proceso de investigación para ponerlas a disposición del Servicio Público”, complementó el comisario de la PDI Claudio Alarcón, jefe de la Brigada de Homicidios de La Serena.

Durante esta jornada, la mujer de 33 años enfrentará su control de detención y será formalizada por el delito de parricidio en el Juzgado de Garantía de Ovalle.