Essal Los Lagos arriesga hasta $6.800 millones por formulación de cargos de la SMA

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cargos contra la empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos S.A. (Essal S.A.), por los cambios realizados a su proyecto de planta de tratamiento de aguas servidas de Puerto Varas – Llanquihue (PTAS), ubicada en la comuna de Llanquihue.

Se trata de dos cargos -uno clasificado como leve-, por no informar el seguimiento ambiental de calidad de aguas del Río Maullín a la SMA correspondiente al cuarto trimestre de 2020.

Y el segundo -clasificado como gravísimo-, por realizar descarga habitual de aguas servidas sin tratamiento a través del “by pass”, lo que implica una modificación de consideración respecto al proyecto calificado favorablemente mediante su RCA.

Al respecto, la Jefa de la Oficina Regional Los Lagos de la SMA, Ivonne Mansilla, señaló que “la alteración en las aguas debido a las elevadas concentraciones de coliformes fecales, en un sistema vulnerable puede presentar a largo plazo efectos no deseados, como la proliferación de algas y microorganismos, haciendo inviable la existencia de la mayoría de las especies que forman parte del ecosistema”.

Cabe señalar que la “PTAS de Puerto Varas – Llanquihue” consiste en la instalación del sistema de tratamiento de las aguas servidas de esas comunas, a través de tratamiento secundario en base a lodos activados por aireación extendida mediante alimentación continua.

El proyecto consta de las unidades de tratamiento preliminar, “by pass” del sistema, tratamiento secundario, desinfección y tratamiento de disposición final de lodos.

En septiembre de 2019, la División de Fiscalización de la Superintendencia derivó al Departamento de Sanción y Cumplimiento, el Informe Técnico de Fiscalización Ambiental, que da cuenta de los resultados de la actividad de inspección ambiental realizada en junio de 2018 por la SMA.

Dicho documento contiene los resultados del examen de información al seguimiento ambiental reportado por la empresa en materia de caracterización del Río Maullín y monitoreo de fauna íctica, donde se dio cuenta de la alta presencia de coliformes fecales en las aguas del Río Maullín, lo que reflejó frecuentes concentraciones por fuera del límite máximo establecido; disminución de la riqueza de especies ícticas (tipos de peces), encontrándose principalmente ictiofauna nativa en el sector; cambio trófico (organismos que tienen igual tipo de alimentación) del ecosistema del río debido a la calidad del agua o a la estructura biológica, lo que provocó el empobrecimiento de ésta, tanto en su riqueza de especies como abundancia, lo que es característico de efectos a largo plazo de aguas servidas.

Cabe señalar que, respecto de las infracciones Gravísimas, Essal podría ser objeto de la Revocación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), Clausura, o Multa de hasta 10 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA), mientras que en el caso de las Leves, arriesga una amonestación por escrito o una multa de hasta 1.000 UTA.