Ex presidenta de Bolivia Jeanine Áñez se descompensa en prisión y piden una revisión médica externa

La ex presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez, quien está privada de libertad desde hace más de un mes en La Paz, sufrió una descompensación en su salud por lo que pidió una revisión médica, según indicaron medios locales.

A través de las redes sociales de la ex mandataria, se publicó un mensaje para informar que “Jeanine Áñez presentó una descompensación en su estado de salud”, por lo que se pidió “de forma urgente el ingreso de personal médico particular” a la cárcel para revisarla.

“Se nos ha comunicado esta mañana que ella anoche ha tenido fiebre, 39 grados, vómitos y un dolor abdominal intenso”, explicó el abogado Ariel Coronado, parte del equipo que defiende a la exmandataria interina, según consigna el medio El Deber.

Ante esta situación, se pidió autorización para que ingresara un médico internista a la cárcel de mujeres en el barrio paceño de Miraflores, donde está detenida preventivamente la ex gobernante.

El abogado recordó que siempre que Jeanine Áñez requiere una revisión por temas de salud, las autoridades demandan que sea “conjunta” entre sus médicos particulares y los de la Dirección de Régimen Penitenciario, dependiente del Ministerio de Gobierno.

El médico finalmente pudo entrar al penal, quien pidió realizar exámenes complementarios de laboratorio a Áñez, lo que se efectuarán durante esta semana.

Un comunicado difundido en la noche en las redes sociales de la ex presidenta Áñez señala que “se encuentra con un cuadro de hiperventilación, síndrome febril y dolores agudos en el estómago, lo cual podría devenir de una probable complicación renal u otro” que deben descartarse mediante las pruebas de laboratorio solicitadas.

Estos exámenes “revisten carácter urgente” y se los debió realizar en esta jornada, lo que “no fue posible debido a la negativa de la Gobernación del penal”, señala el comunicado.

La nota también denuncia que en los últimos días se vio un “retraso” en las solicitudes de ingreso de médicos especialistas y de equipos de laboratorio” para atender a Áñez, lo que “continúa perjudicando su ya delicado estado de salud”.