Caso Luchsinger-Mackay: condenado presentará recurso de amparo

La defensa del comunero mapuche, Luis Tralcal Quidel, uno de los condenados por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay, presentará un recurso de amparo, luego que la Comisión de Libertad Condicional del Poder Judicial en La Araucanía le negara tal beneficio.

La decisión fue anunciada por el defensor penal privado del condenado, Sebastián Saavedra, quien aseguró a Radio Biobío tras ser notificado por dicha comisión.

“Vamos a presentar el respectivo recurso de amparo para que sea conocido por la Corte de Apelaciones de Temuco como por excelentísima Corte Suprema (…) con objeto de que se le otorgue este beneficio, considerando que cumple con todos los requisitos establecidos en el reglamento”, aseguró el defensor de uno de los comuneros condenados por el delito de incendio con resultado de muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay.

Por este hecho, Luis Tralcal Quidel cumple una condena de 18 años de cárcel en el Centro de Educación y Trabajo de Gendamería, en Vilcún, donde ha tenido, según su abogado, una excelente conducta.

El comunero enfrentó en 2018 el juicio por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay y lleva más de tres años en prisión por esta causa.

Sin embargo, para el sistema penal lleva cerca de siete años de prisión. ¿La razón? Su defensa logró ante el Juzgado de Garantía de Temuco que se le abonaran más de dos mil días de cumplimiento, correspondiente al tiempo que estuvo en prisión preventiva por otras causas en las que finalmente fue absuelto.

Un ejemplo de estas fue el atentado, en 2012, a tres camiones y un bus de la empresa TurBus, en Temuco.

Este abono fue confirmado, posteriormente, por la Corte de Apelaciones de La Araucanía.

La muerte de los Luchsinger-Mackay

La noche del 4 de enero de 2013, Werner Luchsinger (75) y su esposa Vivian Mackay (69) murieron calcinados al interior de su hogar, en el fundo Lumahue, tras ser atacados por Celestino Córdova y un grupo indeterminado de personas.

Durante el ataque, la mujer alcanzó a llamar a sus hijos y a personal de Carabineros para informar que eran víctimas de un ataque. En tanto, Werner Luchsinger disparaba hacia el exterior del inmueble para repeler el ataque.

Una de las balas que disparó Luchsinger hirió a Celestino Córdova, quien fue condenado a 18 años de presidio por su participación en este hecho.