Dominga: Sonami valoró fallo de Tribunal Ambiental y ambientalistas irán a la Suprema

La Sociedad Nacional de Minería (Sonami) valoró el fallo entregado durante este viernes por el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, que acogió una reclamación a favor del proyecto minero Dominga en la Región de Coquimbo.

Diego Hernández, presidente de la entidad, destacó la resolución del tribunal ambiental que anuló la resolución desfavorable del Comité de Ministros y de la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) sobre el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

“Resulta una muy buena noticia la decisión del tribunal que ordena retrotraer el procedimiento ambiental a la etapa posterior al informe consolidado de evaluación ambiental del proyecto. Nosotros siempre planteamos como gremio la necesidad de revisar los procedimientos que se habían adoptado en este este caso”, señaló el directivo.

El líder de la Sonami añadió que Dominga “ha pasado por un excesivo periodo de tramitación y que, no obstante haber cumplido con todas las exigencias que la autoridad ambiental le ha hecho, después de diversos procesos considerados en la legislación, aún no cuenta con la certeza de que pueda llegar a materializarse”.

“Este fallo abre una puerta para que el proceso sea revisado debidamente y pueda llegar a concretarse en beneficio de la región de Coquimbo y del país, especialmente considerando que Dominga considera una inversión de 2.500 millones de dólares y la generación de unos 30 mil empleos en su etapa de construcción entre empleos directos e indirectos”, afirmó Hernández.

Rechazo de los grupos ambientalistas

Desde los grupos ambientalistas, en cambio, la resolución del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta generó rechazo. Desde Alianza Humboldt afirmaron que la resolución era “un gran retroceso” para la comunidad de la Región de Coquimbo y anunciaron que recurrirán a la Corte Suprema para frenar el avance de la iniciativa.

Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana, afirmó que “no podemos dejar que el desarrollo del país siga cimentándose en el corto plazo, a costa del medio ambiente. Es algo contraproducente cuyos efectos ya hemos visto en las zonas de sacrificio a lo largo del país”.

Matías Asun, director de Greenpeace Chile, aseguró que “lo que ha ocurrido pone de manifiesto un problema estructural, pues un proyecto rechazado dos veces por ser técnica y ambientalmente nefasto siga a flote, luego de una campaña millonaria de presión y lavado de imagen”.