Pfizer está evaluando una tercera dosis para su vacuna contra el COVID-19

El principal ejecutivo de la farmacéutica estadounidense Pfizer declaró que “probablemente” se necesitará una tercera dosis de refuerzo para la vacuna contra el COVID-19, para dar inicio a una inoculación que debería ser anual.

Albert Bourla, director de la compañía, manifestó que se están analizando todos los escenarios, agregando que “está por verse” la frecuencia de entrega de dosis para controlar por completo la propagación del virus.

“Un escenario es que probablemente se necesite una tercera dosis, entre seis y 12 meses y luego, a partir de ahí, habrá una revacunación anual, pero todo eso debe confirmarse. Y nuevamente, las variantes jugarán un papel clave”, expresó el directivo en declaraciones consignadas por CNBC.

Bourla afirmó que “es extremadamente importante suprimir el grupo de personas que pueden ser susceptibles al virus”, por lo que se deben seguir analizando las medidas para detener la transmisión y especialmente el surgimiento de nuevas variantes.

El análisis de Pfizer por una posible tercera dosis aparecieron luego que David Kessler, un asesor del gobierno de Estados Unidos para la pandemia, afirmó que los estadounidenses deberían esperar recibir inyecciones de refuerzo para protegerse contra las variantes del coronavirus, aunque aseguró que las vacunas disponibles son “altamente protectoras” frente al SARS-CoV-2.